Compartir: 
El PIB mantiene un ritmo de avance notable en el 4T 2019 y crece un 0,5%El PIB mantiene un ritmo de avance notable en el 4T 2019 y crece un 0,5%

El PIB mantiene un ritmo de avance notable en el 4T 2019 y crece un 0,5% intertrimestral (1,8% interanual), 1 décima más que el registro del trimestre anterior, y por encima del crecimiento registrado en la eurozona (0,1% intertrimestral). De este modo, el crecimiento anual para el total del año 2019 se emplazó en el 2,0%. En términos interanuales, la demanda interna contribuyó 1,2 p. p. al crecimiento, 0,6 p. p. menos que el trimestre anterior, pero esta disminución fue compensada casi en su totalidad por la demanda externa, que aumentó su contribución al crecimiento en 0,5 p. p. hasta los 0,6 p. p. La menor contribución de la demanda interna se debe principalmente al consumo privado, estable en los niveles del trimestre pasado, y a la inversión, que retrocedió un 3,5% intertrimestral fruto de la caída de la inversión en transporte y en construcción no residencial. Por su parte, la mejora de la contribución del sector exterior se explica tanto por el repunte de las exportaciones (+1,5% intertrimestral) como por la caída de las importaciones (–1,2% intertrimestral).

El mercado laboral sorprende en positivo en el 4T 2019. El ritmo de creación de empleo aumentó hasta el 0,8% intertrimestral (datos desestacionalizados), muy por encima del 0,3% registrado en el 3T. Así, el año 2019 se cerró con la creación de 402.000 empleos (+2,0% interanual) a pesar de la ralentización económica. Por su parte, el ritmo de reducción de la tasa de paro se desaceleró hasta el –3,4% interanual (–12,3% en el 4T 2018), afectado por el aumento de la población activa. Así, la tasa de paro se situó en el 13,8% en el 4T 2019, una cifra similar a la del trimestre anterior (13,9%) pero 0,7 p. p. inferior a la del 4T 2018.

La inflación sube en enero hasta el 1,1%. A falta del detalle por componentes, el aumento respecto al 0,8% de diciembre parece reflejar los aumentos de precios de los componentes no subyacentes (encarecimiento de la electricidad y de alimentos y bebidas no alcohólicas).

Compartir: