Compartir: 
El PIB se desaceleraEl PIB se desacelera

El PIB se desacelera. En el 2T, el PIB creció un 0,5% intertrimestral, un registro 0,2 p. p. inferior al del 1T 2019. En términos interanuales, el PIB aumentó un 2,3% (frente al 2,4% del 1T). Por componentes, destaca el retroceso de la inversión en bienes de equipo (–2,6% intertrimestral). En sentido contrario, la construcción mantuvo un buen tono, con un notable aumento intertrimestral, y el consumo privado también avanzó respecto al 1T. En términos de aportación al crecimiento interanual, la demanda externa fue el contrapunto positivo a la menor contribución de la demanda interna. En los próximos trimestres, se prevé que la debilidad de la eurozona merme esta aportación del sector exterior. Por el momento, el 3T se ha iniciado con indicadores de actividad similares a los de final del 2T (el PMI manufacturero ascendió moderadamente y el de servicios retrocedió en julio) mientras la inflación repuntaba mínimamente (0,5% en julio, frente al 0,4% de junio).

El mercado laboral pierde ímpetu. En julio, el número de afiliados a la Seguridad Social en términos desestacionalizados aumentó en 4.334 personas (15.514 sin desestacionalizar), con lo que el ritmo de crecimiento fue del 2,6% interanual (2,7% en junio). Por sectores, los servicios mantuvieron un buen tono, pero la construcción y la industria crecieron menos.

Prosigue la disminución del superávit por cuenta corriente, que en mayo se situó en el 0,6% del PIB (acumulado de 12 meses), un retroceso de 1 p. p. de PIB respecto a un año antes. De este descenso, 6 décimas se explican por el deterioro del saldo de bienes (2 de ellas corresponden al aumento del precio del petróleo). El menor superávit de servicios restó, por su parte, 3 décimas (1 por el turismo). En este contexto, en junio llegaron 8,8 millones de turistas internacionales, un 3,2% más que en 2018, que gastaron un 3,5% más que hace un año.

Compartir: