Compartir: 
El sentimiento económico global repuntaEl sentimiento económico global repuntaEl sentimiento económico global repunta

El sentimiento económico global repunta. En diciembre, el indicador compuesto PMI se situó en el nivel de los 51,7 puntos, lo que representa su segundo mes consecutivo de ascenso. La recuperación se debe exclusivamente al mejor tono de componente de servicios, ya que las manufacturas descendieron levemente. La evolución de los indicadores de sentimiento en el tramo final de 2019 sugiere que la caída del ritmo de actividad global puede estar en vías de estabilización, una tendencia  congruente con el escenario que maneja CaixaBank Research y que apunta a un pulso coyuntural algo mejor para los próximos meses.

Los indicadores de sentimiento de EE. UU. apuntan a una desaceleración de la actividad en el 4T 2019, aunque moderada. El índice de sentimiento empresarial (ISM) de manufacturas de diciembre decepcionó con una nueva caída desde niveles ya bajos (47,2 puntos, –0,9 con respecto al mes anterior). Este nuevo retroceso, sin embargo, se contradice con el aumento progresivo del PMI de manufacturas elaborado por Markit, que ya se emplazó en los 52,4 puntos en diciembre. Por su parte, el índice de confianza del consumidor elaborado por el Conference Board descendió ligeramente hasta los 126,5 puntos, todavía por encima del promedio histórico, pero por debajo del de 2018 (130,1). Con todo, el acuerdo comercial alcanzado entre EE. UU. y China en diciembre apoyará estos indicadores de sentimiento en los próximos meses.

El sentimiento empresarial de China se mantuvo moderado a final de año. El PMI oficial de manufacturas se mantuvo estable en los 50,2 puntos en diciembre, ligeramente por encima de los 50 puntos (límite entre la zona expansiva y contractiva). En la misma línea, el índice PMI de manufacturas elaborado por Caixin también se emplazó en zona expansiva, pero, en este caso, descendió ligeramente con respecto al registro de noviembre (51,5 puntos, –0,3 respecto a noviembre). Como en el caso estadounidense, el acuerdo comercial alcanzado con EE. UU. debería apoyar la mejora de estos indicadores de cara a 2020.

Compartir: