Compartir: 
El sentimiento inversor mejoróEl sentimiento inversor mejoró

El sentimiento inversor mejoró gracias a la reanudación de las conversaciones entre EE. UU. y China acordadas en el G20, y a la expectativa de una política monetaria más acomodaticia en los próximos trimestres. En este contexto, los índices bursátiles de las economías avanzadas subieron (EuroStoxx 50 +1,6%, Dax +1,4%, Ibex +1,5% y PSI 20 +1,1%) y llegaron incluso a alcanzar nuevos máximos en EE. UU. (S&P 500 +1,7%). Sin embargo, las cotizaciones de las bolsas en las economías emergentes se mostraron erráticas (MSCI Emergentes 0,5%) ante algunas dudas sobre las perspectivas de crecimiento de sus economías. En el mercado de renta fija, la nominación de Christine Lagarde como sucesora de Mario Draghi al frente del BCE, y la expectativa de que dé continuidad a su política monetaria, favoreció el descenso del tipo de interés del bund a niveles del tipo depo (–0,40%). En la periferia de la eurozona, las primas de riesgo continuaron estrechándose y el diferencial italiano llegó a situarse por debajo de los 200 p. b., un nivel no visto desde mayo del año pasado. Por su parte, los tipos soberanos estadounidenses también descendieron y el bono a 10 años se situó por debajo del 2,0%. En el mercado de divisas, el euro se cambió a 1,12 dólares, mientras el aumento de las expectativas de recortes de tipos de la Fed favoreció la apreciación de la cesta de divisas emergentes respecto al dólar por encima del 2,0%.

La OPEP extiende los recortes a la producción de crudo. El 1 y 2 de julio, la OPEP y sus socios acordaron extender el acuerdo de recortes a la producción de petróleo hasta marzo del 2020. Con esta decisión pretenden dar soporte al precio del petróleo ante una moderación del crecimiento económico mundial y la expectativa de una mayor producción de shale en EE. UU. En concreto, se mantendrá el recorte de 1,2 millones de barriles por día respecto a los niveles producidos en octubre de 2018. En este contexto, el precio del barril de Brent fluctuó entre los 64 y los 66 durante la semana.

Los flujos hacia las economías emergentes se recuperaron en junio. Así, según el Instituto Internacional de Finanzas, se transfirieron 40.800 millones de dólares a las economías emergentes durante el mes pasado, en comparación con los 1.800 de mayo (flujos de cartera). Este repunte se debió, en gran medida, a las expectativas favorables por parte de los inversores de un acuerdo comercial entre EE. UU. y China.

Compartir: