Share: 
Los PMI de la eurozona siguen sin repuntar en abril y postergan la recuperaciónLos PMI de la eurozona siguen sin repuntar en abril y postergan la recuperaciónLos PMI de la eurozona siguen sin repuntar en abril y postergan la recuperaciónLos PMI de la eurozona siguen sin repuntar en abril y postergan la recuperación

Los PMI de la eurozona siguen sin repuntar en abril y postergan la recuperación. En particular, el PMI compuesto de la eurozona cayó ligeramente, de los 51,6 puntos en marzo a los 51,3 en abril. Un registro modesto y que no cumplió con las expectativas del consenso de analistas. En el detalle sectorial, el PMI de manufacturas continuó en zona contractiva (47,8 puntos) y el de servicios (52,5 puntos) retrocedió 0,8 puntos. Por países, el PMI de Alemania mejoró ligeramente gracias a la pujanza de los servicios, pero la debilidad del PMI de manufacturas (44,5 puntos) mostró que los problemas del sector industrial no han quedado atrás. En Francia, los datos fueron discretos y el PMI se situó justo en los 50,0 puntos (límite que separa la zona expansiva de la contractiva). Estos datos indican que la economía de la eurozona no ha superado sus lastres temporales en el inicio del 2T: la desaceleración de la demanda global continúa afectando a la demanda externa y el sentimiento empresarial se mantiene en niveles modestos.

El superávit por cuenta corriente de la eurozona volvió a caer en febrero, tras el puntual repunte de enero. Así, en el acumulado de 12 meses, el superávit corriente se situó en niveles un 1,5% inferiores a los registrados en enero. El descenso se produjo por un empeoramiento de las balanzas de servicios y de rentas, que no fue compensado por la tímida mejora del superávit de la balanza de bienes que, tras 10 meses de deterioro, creció un 0,7% intermensual. En porcentaje del PIB, el superávit por cuenta corriente de la eurozona se emplazó en el 2,9%, 4 décimas por debajo del dato registrado en el mismo periodo del año anterior. De cara a los próximos meses, esperamos que el superávit corriente continúe deteriorándose debido al menor dinamismo de la demanda global, aunque de forma muy gradual.

Economía portuguesa

Los indicadores de sentimiento y actividad económica continúan en niveles cómodos, a pesar de la tendencia de desaceleración en algunos de ellos. Así, en febrero, el indicador de actividad económica, que resume la evolución de los diversos sectores de la economía, avanzó un 2,3% interanual. Se trata de un avance significativo, aunque inferior al registrado en enero (2,4%), ante la evolución menos favorable tanto de la industria, como de la construcción y de los servicios. Por su parte, el indicador cualitativo del consumo privado se mantuvo en el 2,4% interanual en marzo.

La actividad turística sigue sorprendiendo en positivo. En el segundo mes del año, el número de turistas extranjeros aumentó un 5,6% con respecto al mismo mes del año anterior. Un avance por encima del que se produjo en 2018 (3,0%). Los turistas procedentes del Reino Unido crecieron un significativo 7,2% en febrero (frente a la caída del 4,5% en 2018), y los visitantes de EE. UU. y China avanzaron un sólido 26,1% y 15,8%, respectivamente. Por su parte, los ingresos de los establecimientos de alojamiento turístico aumentaron un 4,4%, a pesar de que el rendimiento medio por habitación disponible apenas creció (0,1% interanual). De cara a los próximos meses esperamos que el sector turístico siga avanzando, aunque de forma más gradual.

Share: