Share: 
La volatilidad vuelve a asomar la cabezaLa volatilidad vuelve a asomar la cabeza

La volatilidad vuelve a asomar la cabeza. En una semana marcada por las reuniones de la Fed y del Banco de Inglaterra (sin cambios en sus tipos de referencia, pero con mensajes menos acomodaticios de lo que esperaban los inversores), las cotizaciones financieras se mostraron más volátiles y las bolsas internacionales exhibieron un tono errático. Así, los principales índices tuvieron un comportamiento mixto tanto en EE. UU. (S&P 500 +0,2% y Dow Jones –0,1%) como en Europa (DAX +0,8%, CAC –0,4%, MIB +0,1%, Ibex –1,0% y PSI –0,7%). Por su parte, los tipos de interés soberanos de EE. UU. y Alemania flexionaron al alza, mientras que las primas de riesgo de la periferia de la eurozona disminuyeron notablemente (algo menos de 10 p. b.), en una semana en la que los inversores digirieron el resultado de las elecciones generales en España y el mantenimiento de la nota crediticia italiana en BBB por parte de S&P. Por último, en el mercado de materias primas, el precio del petróleo deshizo el repunte sufrido hace dos semanas (cuando EE. UU. oficializó el fin a las exenciones a la importación de crudo iraní), fruto de un sentimiento inversor que espera que los principales productores mantengan el mercado bien abastecido.

La Fed se mantiene paciente y no modifica los tipos de interés (en el intervalo 2,25%-2,50%). La descripción del escenario económico por parte de Jerome Powell fue algo más positiva que en la anterior reunión y destacó que tanto el crecimiento económico como la creación de empleo habían sorprendido al alza. Asimismo, apuntó que los riesgos bajistas habían moderado su intensidad (las tensiones comerciales y el brexit, principalmente). Por otro lado, reconoció que los últimos datos de inflación habían sido más bajos de lo esperado y aseguró que ello se debía a la combinación de diversos factores temporales. En este contexto, la Fed considera que la paciencia continúa siendo la estrategia óptima de política monetaria, por lo que no prevé realizar ningún movimiento de tipos próximamente.

Las economías emergentes mantienen entradas netas de capital. Según los flujos de cartera estimados por el Instituto Internacional de Finanzas, en abril, las economías emergentes recibieron entradas netas de capital por valor de 38.300 millones de dólares. Se trata de una cifra parecida a la de febrero y marzo, pero superior al promedio mensual de 2018 (16.800 millones), y con la que continúa la recuperación de los flujos tras las turbulencias de finales de 2018.

Share: