Share: 
Los principales bancos centrales abren las puertas a bajar los tipos de interésLos principales bancos centrales abren las puertas a bajar los tipos de interés

Los principales bancos centrales abren las puertas a bajar los tipos de interés. Aunque la descripción del escenario económico por parte de la Reserva Federal (Fed) y del BCE es relativamente positiva (véase la sección de Economía internacional), la intensificación de los riesgos (sobre todo relacionados con las tensiones comerciales) llevó a ambos bancos centrales a mostrarse más favorables a una política monetaria acomodaticia. Por un lado, el pasado martes, Draghi declaró que en caso de que no se observase una mejora en el mapa de riesgos, el BCE ofrecerá más estímulos monetarios. Las herramientas que explicitó incluyen el retraso de la primera subida de tipos, una reducción de los tipos de interés (que posiblemente estaría vinculada a un sistema de tiering), y/o reanudar las compras netas de activos. Por su parte, pese a no modificar los tipos de interés (en el intervalo 2,25%-2,50%), la Fed declaró que ahora monitorizará los riesgos en torno a la economía y actuará debidamente para sostener la expansión. Casi la mitad de los miembros de la Fed consideraron como escenario más probable al menos una bajada de tipos este año, y más de la mitad de los miembros estimaron que los tipos serán menores en 2020 que en la actualidad. Asimismo, incluso los miembros que preferirían mantenerse pacientes reconocieron que ha aumentado significativamente la probabilidad del escenario en el que es necesario un estímulo monetario. Tras la reunión, los mercados financieros asignaron una probabilidad del 100% a una bajada de tipos de la Fed en la reunión de julio.

Los inversores recibieron favorablemente el giro acomodaticio de los bancos centrales, a la espera del encuentro confirmado entre Trump y Xi la próxima semana en el foro del G-20. Estos aspectos sirvieron para respaldar el buen tono de los mercados de renta variable a nivel global (S&P 500 +2,3%, EuroStoxx 50 +3,1% y MSCI EM +3,8%), llegando incluso a marcar nuevos máximos en el caso de la bolsa norteamericana. En la renta fija, la expectativa de más estímulos monetarios intensificó el descenso de los tipos de interés de la deuda soberana de EE. UU. y de Alemania, movimiento que fue replicado por las primas de riesgo de la periferia europea, donde el diferencial de Italia se redujo 14 p. b. gracias a los esfuerzos fiscales anunciados por su Gobierno. Por otra parte, la intensificación de las tensiones entre EE. UU. e Irán en el estrecho de Ormuz provocaron el ascenso del precio del barril de Brent hasta los 65 dólares.

Share: