Share: 
La Comisión Europea (CE) mantiene prácticamente sin cambios las previsiones de crecimiento para la eurozonaLa Comisión Europea (CE) mantiene prácticamente sin cambios las previsiones de crecimiento para la eurozonaLa Comisión Europea (CE) mantiene prácticamente sin cambios las previsiones de crecimiento para la eurozonaLa Comisión Europea (CE) mantiene prácticamente sin cambios las previsiones de crecimiento para la eurozona

La Comisión Europea (CE) mantiene prácticamente sin cambios las previsiones de crecimiento para la eurozona. En particular, la Comisión mantuvo su previsión de crecimiento para la eurozona en 2019 en el 1,2%, y rebajó en 0,1 p. p. su previsión para 2020, hasta el 1,4%. A pesar de la ausencia de cambios sustanciales, la CE destacó que las perspectivas económicas a corto plazo son algo peores que lo que pronosticaba en primavera dado que la desaceleración de la industria y del comercio se han prolongado más allá de lo esperado. La CE resaltó que los riesgos han ganado peso y que al ser principalmente de naturaleza global se encuentran más interconectados. Concretamente, la institución se mostró preocupada por la escalada de las tensiones comerciales y el aumento de la incertidumbre. A nivel interno, una salida abrupta del Reino Unido sigue siendo el principal foco de riesgo.

La producción industrial en la eurozona prolonga su bache. En particular, el índice de la producción industrial disminuyó un 0,5% en mayo (–0,4% en abril). Con este dato, la producción industrial descendió un 0,4% en los dos primeros meses del 2T, lo que representa un ligero empeoramiento respecto al 1T (–0,3%). Con todo, la caída interanual de mayo se debió, en buena parte, a un efecto base. Así, en términos intermensuales, el índice aumentó un +0,9% (+1,3 p. p. respecto al avance de abril). Por países, la cara: Francia, con un crecimiento del 3,7% interanual, y la cruz: Alemania, con una caída interanual del 4,3%.

Economía portuguesa

La balanza de bienes siguió deteriorándose en mayo. En particular, el déficit de bienes se situó en los 19.600 millones de euros (acumulado de 12 meses), un registro equivalente al 9,4% del PIB. Este deterioro del déficit, del 32,8% respecto al mismo periodo de 2018, refleja un crecimiento de las importaciones (10,7%) muy superior al de las exportaciones (4,9%). En este sentido, numerosas empresas han revisado a la baja sus perspectivas de exportación para lo que queda del año, en parte, ante un empeoramiento de las ventas estimadas hacia la UE.

La inversión empresarial crecerá de forma sólida en 2019 (3,7%), según la más reciente encuesta de inversión. El objetivo principal de la inversión está relacionado con la sustitución de equipos (un 39,5% del total), aunque una parte muy importante también se está dedicando a aumentar la capacidad productiva del país (un 37,1%). De hecho, el sólido avance de la inversión en lo que va de año se ha visto ya reflejado en el volumen de negocios, que en el caso de la industria registró un crecimiento del 3,0% en mayo (media móvil de los últimos 12 meses), y en el de la construcción, un 3,5%.

Las nuevas operaciones de crédito se aceleraron en mayo. En concreto, en los cinco primeros meses del año, estas aumentaron un 2,0% interanual, claramente por encima del 0,4% hasta abril. Esta mejora se debió, en parte, al ligero aumento en los nuevos préstamos corporativos (0,5% interanual) y a la aceleración en los nuevos préstamos a hogares (4,6%). En el caso de los hogares, destacaron las nuevas operaciones de crédito hipotecario (+6,3% interanual).

Share: