Share: 
El BCE abre la puerta a más estímulos monetariosEl BCE abre la puerta a más estímulos monetarios

El BCE abre la puerta a más estímulos monetarios. En su reunión celebrada el jueves de la semana pasada, la institución decidió no modificar los tipos de interés oficiales. Sin embargo, mencionó, por primera vez, que podría bajarlos próximamente y explicitó que es necesaria una política monetaria altamente acomodaticia para que la inflación pueda converger hacia el objetivo del 2%. Asimismo, Mario Draghi aseguró que en la reunión de septiembre el Consejo de Gobierno discutirá sobre medidas complementarias a una posible bajada de los tipos de interés. Entre ellas, mencionó reforzar la orientación futura sobre los tipos de interés, reanudar las compras netas de activos y la posibilidad de mitigar los efectos adversos que los tipos de interés negativos pueden tener sobre el sector financiero a través de un sistema de tiering. En la valoración de la situación macroeconómica, Draghi fue algo más pesimista que en la última reunión y reconoció que la debilidad del sector manufacturero está pesando significativamente en las economías que dependen de este sector. Además, enfatizó que los riesgos sobre el escenario (tensiones comerciales y geopolíticas, entre otros) persisten, y añadió que, de hecho, ya están mermando la confianza de los agentes. Sin embargo, también destacó la fortaleza de algunos indicadores, como la confianza en el sector servicios y la positiva evolución del mercado laboral y los salarios.

El optimismo inversor se mantiene. La semana estuvo marcada por la espera de las reuniones del BCE y de la Fed (que se celebrará este martes y miércoles), por los posibles avances de las negociaciones comerciales entre EE. UU. y China, y por la publicación de unos resultados empresariales en el 2T mejores de lo esperado. Así, los principales índices bursátiles de las economías desarrolladas obtuvieron ganancias semanales (S&P 500 1,7% y EuroStoxx 50 1,3%), frente a los ligeros descensos registrados en las bolsas emergentes (MSCI EM –0,8%). Por su parte, los tipos de interés soberanos de EE. UU. y Alemania se mantuvieron en los niveles mínimos de las últimas semanas, mientras que las primas de riesgo de la eurozona se mostraron relativamente estables. En el mercado de materias primas, el precio del barril de Brent flexionó ligeramente al alza y cotizó cerca de los 64 dólares en una semana que estuvo marcada por el aumento de las tensiones geopolíticas en el estrecho de Ormuz.

Share: