Share: 
Also available in:
Weekly Economic PulseEuropean economy
La actividad industrial en la eurozona sigue en horas bajas en el inicio del 3TLa actividad industrial en la eurozona sigue en horas bajas en el inicio del 3TLa actividad industrial en la eurozona sigue en horas bajas en el inicio del 3T

La actividad industrial en la eurozona sigue en horas bajas en el inicio del 3T. Así, la producción industrial retrocedió de forma notable en julio (–2,0% interanual), una caída similar a la del mes anterior (–2,4%). Por países, la producción industrial de Alemania sufrió de nuevo una acusada caída (–5,3% interanual), lo que contrastó con variaciones relativamente modestas en el resto de las principales economías (Francia: –0,3% e Italia: –0,7%). Estos datos apuntan a que la actividad manufacturera de la eurozona no logra repuntar, afectada por la incertidumbre generada por el conflicto comercial, la ralentización de la economía global y factores idiosincráticos como los problemas del sector del automóvil (la producción de motores de vehículos en la eurozona cayó un 10,6% interanual en julio). En este sentido, la actividad industrial continuará impactando negativamente sobre el crecimiento de la eurozona en la segunda mitad del año.

Economía portuguesa

Los indicadores de actividad de industria, servicios y construcción apuntan a avances significativos en el inicio del 3T. Así, la facturación del sector industrial aumentó un 0,3% interanual en julio, apoyada en un considerable incremento en las ventas nacionales (+1,9%), puesto que las ventas exteriores se contrajeron un 1,9%, presionadas por la caída en las ventas del sector energético. En la misma línea, la facturación del sector servicios aumentó un 1,4% interanual, con una fuerte contribución del sector de transporte y almacenamiento (+0,8 p. p.). Por último, la producción en el sector de la construcción creció un sólido 3,1% interanual en julio.

La balanza comercial continuó su deterioro en julio, con un déficit que alcanzó los 20.400 millones de euros (acumulado de 12 meses), un registro equivalente al 9,8% del PIB. Este deterioro del déficit comercial de bienes, del 28,2% con respecto al mismo periodo de 2018, refleja un crecimiento de las importaciones (7,8%) muy superior al de las exportaciones (2,2%). La debilidad de las exportaciones es consecuencia tanto de la desaceleración en el crecimiento de las ventas hacia la UE como de la contracción de las ventas hacia países importantes para el mercado portugués como Angola (–15,7%) y Brasil (–23,7%).

Las nuevas operaciones de crédito aumentaron en julio un 4,7% interanual en el acumulado del año (+2,6% hasta junio). Esta evolución refleja el aumento de un 3,5% interanual en nuevos préstamos a empresas y del 6,6% a hogares. En este último caso, lo más destacado fue la aceleración en crédito al consumo (+6,5% interanual) y la desaceleración en préstamos hipotecarios (+4,4% interanual, 0,4 p. p. menos que en junio).

Share: