Share: 
Also available in:
Weekly Economic PulseEuropean economy
El sector industrial europeo sigue sufriendoEl sector industrial europeo sigue sufriendoEl sector industrial europeo sigue sufriendo

El sector industrial europeo sigue sufriendo. Así, la producción industrial cayó en agosto en las principales economías de la eurozona. En concreto, destacó muy negativamente el dato de Alemania, con una caída interanual del 4,0%. En Francia e Italia, la producción industrial también bajó, aunque de forma más moderada: 1,4% y 1,9%, respectivamente. Por el contrario, en España, la producción industrial siguió avanzando, y lo hizo algo por encima del mes anterior (véase la sección de Economía española). Por su parte, los indicadores de sentimiento económico manufacturero de la región apuntan a una contracción del sector también en el mes de septiembre, afectado por las dificultades que atraviesa la industria de la automoción y el entorno de tensiones comerciales globales (a pesar del acuerdo preliminar alcanzado entre EE. UU. y China).

Economía portuguesa

El Banco de Portugal estima un crecimiento del PIB de la economía portuguesa del 2,0% en 2019. La nueva estimación se situó por encima de la de junio, pero ello se debió, prácticamente en su totalidad, a la revisión de la serie histórica que llevó a cabo el INE del país hace unas pocas semanas. Así, la previsión sigue indicando una desaceleración en las tasas de crecimiento desde el 2,4% de 2018. Esta ralentización será consecuencia, en buena parte, a la menor demanda global, que dará como resultado un crecimiento de las exportaciones menos robusto. Asimismo, la institución monetaria remarcó que existen riesgos, principalmente externos, que podrían afectar de forma negativa las actuales previsiones económicas del país.

La balanza comercial se mantuvo estable con respecto al mes anterior, con un déficit que alcanzó los 20.400 millones de euros en agosto (acumulado de 12 meses), un registro equivalente al 9,7% del PIB. En comparación a un año atrás, no obstante, el saldo se ha deteriorado, ante un crecimiento de las importaciones (7,0% interanual) muy superior al de las exportaciones (1,8%). La debilidad exportadora refleja, en buena parte, la fuerte contracción de las ventas hacia países importantes para el mercado luso, como Angola y Brasil. Aunque también destaca la desaceleración en las ventas hacia la UE.

Las nuevas operaciones de crédito siguen creciendo a buen ritmo. Las nuevas operaciones aumentaron un 5,0% interanual en agosto (en el acumulado del año), en buena parte, apoyadas por los préstamos a hogares (6,9% interanual). En concreto, en los hogares destacó el crédito al consumo que se aceleró hasta el 7,7% interanual (frente al 6,5% en julio), mientras que los préstamos para compra de vivienda siguieron desacelerándose (+3,8%, frente al 4,4% de julio). En el ámbito de las empresas, la evolución también fue positiva, aunque las cifras se sitúan en cotas más contenidas influenciadas negativamente por una operación singular que se produjo en 2018. Así, el crédito a las empresas avanzó un 3,9%, una cifra que se situaría en el 7,9% excluyendo el efecto de base negativo mencionado.

Share: