Share: 
Also available in:
Weekly Economic PulseEuropean economy
En la eurozona, la producción industrial sigue en horas bajasEn la eurozona, la producción industrial sigue en horas bajasEn la eurozona, la producción industrial sigue en horas bajas

En la eurozona, la producción industrial sigue en horas bajas. En particular, la producción industrial para el conjunto de la eurozona cayó un 2,8% interanual en agosto (–2,1% en julio). Con esta cifra, la producción industrial encadenó 10 meses consecutivos retrocediendo. Así, la contracción del sector industrial tuvo continuidad en el 3T, afectado por las dificultades que atraviesa la industria de la automoción y el entorno de tensiones comerciales globales. Por su parte, la inflación siguió mostrando signos de debilidad: el dato definitivo de septiembre fue del 0,8% (–0,2 p. p. por debajo del registro del mes anterior).

La incertidumbre del brexit se alarga. En particular, el primer ministro Boris Johnson y la UE alcanzaron un nuevo acuerdo para la salida del Reino Unido. No obstante, la Cámara de los Comunes aprobó condicionar la ratificación del Acuerdo de Salida a la ratificación de la legislación necesaria para hacerlo efectivo. Asimismo, puesto que ningún acuerdo fue ratificado antes del 19 de octubre, Johnson se vio forzado por ley a pedir a la UE una extensión del brexit hasta finales de enero de 2020 (todavía no concedida). A pesar de estos escollos, si el Acuerdo de Salida logra ser ratificado en los próximos días, la salida del Reino Unido de la UE podría hacerse efectiva el 31 de octubre.

Economía portuguesa

Los indicadores de actividad se mantienen en niveles considerables en el 3T. En particular, el indicador de actividad económica mejoró en agosto: con una tasa de avance del 1,9% interanual, 1 décima por encima del avance de julio. Por el contrario, el indicador del clima económico de agosto se situó por debajo del registro del mes anterior (2,2%, frente al 2,3%), reflejo de un deterioro en prácticamente todos los sectores. Sin duda, las tensiones comerciales y la desaceleración europea están afectando el sentimiento económico de las empresas. Algo que podría ir a menos si las disputas en el ámbito comercial se suavizan.

La actividad turística mantiene un crecimiento robusto. El número de turistas internacionales aumentó un 5,7% interanual en agosto (datos acumulados de 12 meses), lo que representa una aceleración con respecto a 2018 (4,8%). Por nacionalidades, los turistas procedentes de España y EE. UU. fueron los que más contribuyeron a este aumento (44% del total). Por su parte, el ingreso promedio por habitación disponible continuó aumentando (47,7 euros en julio), aunque a un ritmo más lento que en años anteriores.

Las cuentas externas de Portugal mejoran tras las revisiones en las series macroeconómicas llevadas a cabo por el INE de Portugal. En agosto, el déficit por cuenta corriente se situó en los 1.100 millones de euros (acumulado de 12 meses), un registro equivalente al –0,5% del PIB. Ello representa una mejora con respecto al dato de julio (–0,7% del PIB), pero además el déficit de julio con la nueva serie se emplaza muy por debajo del registro que mostraba el déficit con la serie anterior (–1,1% del PIB). Las revisiones realizadas por el INE afectaron principalmente a la balanza de rentas, que mejoró con la incorporación de un mayor número de pensiones recibidas por los pensionistas extranjeros que residen en el país luso.

Share: