Share: 
El sentimiento económico global sigue a la bajaEl sentimiento económico global sigue a la bajaEl sentimiento económico global sigue a la baja

El sentimiento económico global sigue a la baja. En octubre, el indicador compuesto PMI disminuyó levemente y se situó más cerca del nivel de los 50 puntos, el umbral que separa la caída de la actividad global del ascenso. Como ya sucedió en septiembre, el componente de servicios fue el que lastró la actividad, ya que la actividad manufacturera repuntó moderadamente (aunque se mantiene todavía en zona contractiva). Tomados en su conjunto, estos datos avalan el escenario de CaixaBank Research de desaceleración global paulatina.

Los primeros indicadores económicos estadounidenses para el 4T siguen apuntando a avances considerables. Así, la creación de empleo de octubre fue notable (128.000 puestos de trabajo), en especial si tenemos en cuenta el efecto negativo sobre el dato de la huelga de unos 50.000 empleados de General Motors. La tasa de paro se mantuvo en un reducido 3,6% y los salarios avanzaron un 3,0% interanual. Por su parte, aunque el índice de sentimiento empresarial (ISM) de manufacturas de octubre todavía se emplazó por debajo de los 50 puntos (48,3), la cifra supuso la primera mejora del índice tras seis meses de deterioros. Asimismo, sorprendió en positivo el aumento en el subcomponente de nuevos pedidos y el de pedidos de exportación. Ello se enmarca en un contexto de acuerdo comercial parcial entre EE. UU. y China. En la misma línea, el ISM de servicios subió de forma significativa hasta los 54,7 puntos (+2,1 respecto a septiembre).

Las exportaciones chinas suavizan su caída. En concreto, las exportaciones chinas cayeron un 0,9% interanual en octubre, lo que supone una cierta mejora con respecto al mes anterior (–3,2% en septiembre). En el acumulado de los últimos 12 meses, las exportaciones han caído un 0,2%. Con vistas a los próximos meses, esperamos que la evolución de las exportaciones chinas continúe siendo modesta debido al enfriamiento de la demanda global, aunque el avance de las negociaciones comerciales con EE. UU. podría amortiguar su tendencia bajista.

Share: