Share: 
Also available in:
Weekly Economic PulseEuropean economy
El PIB de Alemania creció un 0,1% intertrimestral en el 3TEl PIB de Alemania creció un 0,1% intertrimestral en el 3TEl PIB de Alemania creció un 0,1% intertrimestral en el 3TEl PIB de Alemania creció un 0,1% intertrimestral en el 3T

El PIB de Alemania creció un 0,1% intertrimestral en el 3T (0,5% interanual), lo que representa un repunte con respecto al crecimiento negativo en el 2T (–0,2% intertrimestral). Así, por ahora, la economía alemana evita la recesión técnica (definida por dos trimestres consecutivos con crecimiento negativo). Aunque no conocemos todavía el detalle por componentes, la oficina de estadística informó que el consumo y la demanda externa fueron los mayores contribuyentes a este repunte. Por otro lado, el índice de producción industrial alemán, que cayó un 5,3% interanual en septiembre (–4,9% en agosto), es indicativo de que los problemas del sector industrial no se han acabado. En la eurozona, la producción industrial cayó un 1,7% interanual en septiembre (–2,8% en agosto) a pesar de un pequeño repunte intermensual.

El crecimiento del PIB del Reino Unido repuntó hasta el 0,3% intertrimestral en el 3T (–0,2% en el 2T 2019). En términos interanuales, el avance se situó en el 1,0%. Por componentes de demanda, el registro se explica por una contribución positiva tanto de la demanda interna, aupada por el buen comportamiento del consumo privado y público (y a pesar de la debilidad de la inversión), como de la demanda externa. De cara al 4T, esperamos que el crecimiento se mantenga en cotas moderadas, en un entorno de incertidumbre política elevada.

Economía portuguesa

Solidez en el avance del PIB de Portugal. En concreto, la economía avanzó un 0,3% intertrimestral y un 1,9% interanual en el 3T 2019, respaldada por una sólida demanda interna. En términos interanuales, destacó la aceleración del consumo privado. Por el contrario, la inversión se moderó, aunque ello era de esperar tras los fuertes avances de este componente durante la primera mitad del año. Por otro lado, la demanda externa restó al avance, afectada por la ralentización de la demanda de algunos socios comerciales importantes del país y por la robustez de las importaciones en bienes de capital y transporte. De cara al 4T, los indicadores más recientes de actividad son indicativos de un crecimiento considerable, aunque por debajo del ocurrido en el 3T. En este contexto, nuestra previsión actual de crecimiento para el cómputo total de 2019 (del 1,8%) es conservadora.

Las nuevas operaciones crediticias se aceleraron en septiembre. En particular, las nuevas operaciones otorgadas al sector privado no financiero aumentaron un 7,2% interanual en septiembre (en el acumulado del año), claramente por encima del 5,0% de agosto. Este buen desempeño estuvo apoyado tanto por la aceleración en el crédito a empresas (5,7% en septiembre frente al 3,9% en agosto) como a hogares (9,8% frente al 6,9% hasta agosto). En el ámbito de los hogares, cabe mencionar el avance de los préstamos hipotecarios, cuyo dinamismo se ve respaldado por el contexto actual de bajos tipos de interés, aunque sus tasas se encuentran lejos de las tasas de crecimiento de dos dígitos de 2018.

Share: