Share: 
El Banco Mundial prevé una expansión modesta de la economía mundial

El Banco Mundial prevé una expansión modesta de la economía mundial. Tras registrar un crecimiento estimado del 2,9% en 2019, el Banco Mundial espera una cierta recuperación en 2020, hasta el 3,2%, para después alcanzar el 3,3% en 2021. La aceleración del crecimiento se deberá en gran medida al mayor ritmo de actividad de las economías emergentes que, con todo, todavía crecerán por debajo de los registros históricos. A pesar de la mejoría cíclica, el balance de riesgos que pueden rebajar el alcance de la expansión es importante: recrudecimiento de las tensiones comerciales, volatilidad financiera en avanzados y emergentes, y caídas inesperadas del crecimiento en las grandes economías.

Los más recientes indicadores económicos de EE. UU. confirman que la desaceleración de la actividad americana no es preocupante. Así, el índice de sentimiento empresarial (ISM) de servicios aumentó de forma considerable en diciembre, hasta los 55,0 puntos (+1,1 puntos), claramente por encima del límite de los 50 puntos (que delimita la zona expansiva de la contractiva). Esta mejora en los servicios matiza la caída en el ISM de manufacturas que conocíamos la semana pasada. Asimismo, en el ámbito laboral, la creación de empleo de diciembre fue más débil que en meses anteriores (145.000 puestos de trabajo), pero se emplazó en una cota elevada para una economía en pleno empleo. En el conjunto del año 2019, el promedio mensual de creación fue de unos sólidos 176.000 empleos. Del mismo modo, la tasa de paro se mantuvo en un bajo 3,5% a finales de 2019 y los salarios aumentaron un 2,9% interanual.

Share: