Share: 
Also available in:
Weekly Economic PulseFinancial markets
La cautela marca el compás de los mercados en las primeras semanas del añoLa cautela marca el compás de los mercados en las primeras semanas del año

La cautela marca el compás de los mercados en las primeras semanas del año. En el tramo final de 2019, la moderación de las tensiones comerciales y de la incertidumbre política (también por la mayor claridad alrededor del brexit) favorecieron ganancias notables (cercanas al 10% en los índices bursátiles estadounidenses, europeos y de las economías emergentes en el conjunto del 4T 2019). La semana pasada, la firma de la primera fase del acuerdo comercial entre EE. UU. y China tuvo poco impacto en unas bolsas que exhibieron un tono moderadamente optimista (S&P 500 +2,0%, Eurostoxx 50 +0,5% y MSCI Emergentes +1,2%). Esta cautela también se reflejó en los mercados de renta fija, donde los tipos de interés soberanos de EE. UU. y los países de la eurozona, tanto del núcleo como de la periferia, se han mantenido en cotas bajas y apenas han fluctuado en lo que va de año. El tipo soberano a 10 años de Portugal, que la semana pasada repuntó alrededor de 10 p. b., no es una excepción, dado que el incremento se debió a un cambio en la referencia del índice a 10 años, con la sustitución de un bono con vencimiento en junio de 2029 por otro que vence en octubre de 2030. Por su parte, en el mercado de divisas los movimientos también fueron contenidos. El euro fluctuó cerca de los 1,10 dólares, referencia que mantiene desde la pasada primavera, mientras que, tras la dimisión en bloque del Gobierno de Rusia, el rublo apenas se depreció un 1% en su cruce con el dólar en el conjunto de la semana. Por último, en el mercado de petróleo, el precio del barril de Brent se estabilizó ligeramente por debajo de los 65 dólares (una cota muy parecida al promedio registrado en 2019), después de haberse acercado a los 70 dólares a principios de mes con el repunte de las tensiones entre Irán y EE. UU.

Moody’s mantiene la nota crediticia de Portugal. El pasado viernes, después de que los mercados cerraran, la agencia mantuvo la nota crediticia de la deuda soberana de Portugal en Baa3, dentro del grado de inversión. Además, Moody’s reiteró que la perspectiva para la nota crediticia lusa es ‘positiva’. Así, y dado que la calificación de Baa3 se encuentra un escalón por debajo de la nota que Fitch y S&P asignan a Portugal (BBB), en las próximas revisiones de Moody’s la atención se centrará en una posible mejora de la nota hasta Baa2.

Share: