Share: 
Also available in:
Weekly Economic PulseSpanish economy
Las cifras de actividad económica se mantienen contenidasLas cifras de actividad económica se mantienen contenidas

Las cifras de actividad económica se mantienen contenidas. En noviembre, el crecimiento de las cifras de negocio del sector industrial truncaron su tendencia a la baja de los últimos meses y subieron 0,4 p. p. Aun así, la tasa de avance todavía se emplazó en terreno negativo (–1,4% interanual media móvil de tres meses). Por su parte, el avance del indicador homólogo del sector servicios se situó en un nivel similar al del mes anterior (+2,5% interanual). Por el contrario, los pedidos industriales cayeron de forma pronunciada, hasta el –8,9% interanual en el acumulado de tres meses (–1,9% en el mes anterior). Tomados en su conjunto, este cuadro de indicadores es indicativo de un ritmo de avance económico contenido en el 4T 2019.

El saldo comercial se mantuvo estable en noviembre. El déficit de la balanza de bienes se mantuvo en el 2,7% del PIB en noviembre (acumulado de 12 meses), un registro muy similar al de un año atrás. Esta estabilidad ha sido posible gracias a la mejora del saldo comercial energético que ha compensado el deterioro del saldo no energético. Por otro lado, cabe destacar la ralentización en la tasa de avance de las importaciones en los últimos meses, frente al mantenimiento en el crecimiento de las exportaciones. Este hecho debería apoyar la mejora del saldo comercial a corto plazo.

La actividad en el sector inmobiliario sigue moderándose más rápido de lo previsto. Así, en noviembre, las compraventas de vivienda residencial retrocedieron un 3,1% interanual (acumulado de 12 meses). Esperábamos un rebote que revirtiera el efecto negativo de la implantación de la ley de crédito inmobiliario en junio, pero el deterioro de las perspectivas económicas parece que pesó más de lo previsto. Con todo, seguimos esperando cierto repunte de las compraventas en los próximos meses.

La mora sigue en trayectoria descendente. En noviembre, la tasa de morosidad se situó en el 5,0%, 0,1 p. p. por debajo del registro del mes anterior. Esta es la primera vez desde octubre de 2009 que se alcanza este registro. La caída de la tasa se debe tanto a la caída del saldo de crédito moroso (–0,8% interanual) como al aumento de la cartera de crédito total (+1,1% interanual).

Share: