Share: 
Also available in:
Weekly Economic PulseFinancial markets
Los mercados moderan la preocupación sobre el impacto del coronavirusLos mercados moderan la preocupación sobre el impacto del coronavirus

Los mercados moderan la preocupación sobre el impacto del coronavirus. A diferencia de la semana anterior, dominada por la incertidumbre, los mercados vivieron una semana marcada por la recuperación del ánimo de los inversores y un mayor apetito por el riesgo. La mejora del sentimiento se debió a los avances sobre una posible vacuna para el virus, y al despliegue de medidas monetarias, fiscales y comerciales por parte de China para compensar el efecto de la epidemia. Adicionalmente, los inversores aplaudieron la leve recuperación de los indicadores de sentimiento empresarial (véase el apartado de Economía europea e internacional). Así, los índices bursátiles avanzaron de forma considerable (S&P 500 +3,2% y EuroStoxx 50 +4,3%), donde la buena marcha de la campaña de resultados del 4T 2019 también favoreció este avance. Asimismo, en los mercados de renta fija se produjo un repunte de los tipos soberanos a 10 años (+7 p. b. en EE. UU. y +5 p. b. en Alemania). En el mercado de materias primas, el precio del barril de Brent tuvo un comportamiento relativamente volátil a lo largo de la semana y finalmente cerró con una caída del 6,3% hasta los 54,5 dólares. Dos elementos empujaron en sentido opuesto la cotización del crudo: por un lado, los temores sobre la demanda de petróleo ejercieron una presión a la baja sobre el precio mientras que, por otro lado, los rumores sobre la posibilidad de que los países de la OPEP y sus socios aprueben nuevos recortes de producción la ejercieron al alza. Finalmente, en el mercado de divisas, el euro se depreció ligeramente y se cambió a 1,10 dólares. El yuan, por su parte, acaparó gran parte del protagonismo al ceder terreno frente al dólar y cambiarse por encima de los 7 yuanes por dólar, tras la gran inyección de liquidez y la rebaja de los tipos repo realizada por el banco central chino.

Los flujos de capitales hacia las economías emergentes se mantienen sólidos al inicio de año. Según el Instituto Internacional de Finanzas, en enero, estos países recibieron entradas netas de capital (flujos de cartera) por valor de 28.900 millones de dólares (25.800 millones en diciembre). Estos se mantuvieron en cotas considerables gracias a la continuidad del entorno monetario acomodaticio y a la firma de la Primera Fase del acuerdo comercial entre EE. UU. y China. Por clases de activos, los flujos hacia la deuda de estos países se incrementaron considerablemente y fueron de 29.660 millones de dólares, mientras que los dirigidos hacia la renta variable fueron negativos (–760 millones). Por regiones, América Latina destacó en negativo, con una caída de los flujos de capital, de los 5.700 millones de dólares de diciembre a los 3.200 de enero.

Share: