Share: 
La cautela marca el compás de la semana en los mercadosLa cautela marca el compás de la semana en los mercados

La cautela marca el compás de la semana en los mercados. Los inversores siguen muy atentos a la evolución de la pandemia de la COVID-19 y, ante la perspectiva de una retirada muy gradual de las restricciones, en los mercados bursátiles se siguen combinando las semanas de avances con las sesiones de retrocesos. Así, tras un final de abril y un inicio de mayo dominados por las ganancias, la semana pasada se volvió a saldar con pérdidas en los principales parqués de las economías avanzadas y emergentes. Además, en este contexto, las declaraciones de miembros de la Fed resaltando la exigencia del entorno económico y apuntando a la posibilidad de nuevas medidas de política monetaria se vieron reflejadas en una disminución de los tipos de interés soberanos de EE. UU. En Europa, los tipos de interés del núcleo de la eurozona se mantuvieron más estables, mientras que las primas de riesgo de la periferia se moderaron de manera generalizada en una semana en la que el BCE siguió presente con sus compras de activos. En el mercado cambiario, la libra se depreció ante unos indicadores de actividad peores de lo previsto y el poco progreso en las negociaciones del brexit, mientras que la debilidad siguió afectando a las divisas emergentes. Por último, en el mercado de petróleo, el precio del barril de Brent se consolidó alrededor de los 30 dólares con el respaldo de los recortes de la producción de la OPEP (además del acuerdo de recortes que se empezó a implementar el 1 de mayo, la semana pasada algunos países anunciaron que en junio reducirían, voluntariamente, todavía más su producción).

La COVID-19 lastra los resultados empresariales del 1T. En la recta final de la temporada de resultados del 1T 2020, la gran mayoría de las empresas han presentado unos beneficios que ya se han visto impactados por las medidas de contención de la pandemia. En EE. UU., el beneficio por acción de las compañías del índice bursátil S&P 500 cayó un 7,5% respecto al 1T 2019, con contracciones especialmente pronunciadas en los sectores financiero, industrial y energético. En Europa, las empresas todavía se vieron más afectadas, puesto que las medidas de contención se implementaron antes y fueron más estrictas en muchos países. Así, el beneficio por acción del Eurostoxx se contrajo hasta un –26% interanual, con especial incidencia en los sectores de consumo discrecional e industria. Para el resto del año, el consenso de analistas prevé una corrección todavía más intensa de las ventas y los beneficios empresariales en el 2T, y una recuperación gradual en la segunda mitad del año.

Share: