La economía portuguesa se resiente del confinamiento en el 1T 2021

En el 1T 2021, la economía lusa ha registrado una contracción notable respecto al último trimestre de 2020, como consecuencia del efecto del confinamiento estricto que se dictó entre el 15 de enero y el 15 de marzo para controlar el fuerte aumento de casos de COVID-19 registrado a principios de año. En efecto, en el cómputo intertrimestral, el PIB reculó un 3,3%, un registro peor de lo previsto por CaixaBank Research. La publicación de esta primera estimación no contiene detalles desglosados, pero el INE de Portugal indicó que las contribuciones de las demandas interna y externa fueron negativas en términos intertrimestrales (de forma más intensa en el caso de la demanda interna).

Content available in
Teresa Gil Pinheiro
May 3rd, 2021
Notas breves sobre Portugal
Datos
  • El PIB en Portugal se contrajo un 3,3% intertrimestral en el 1T 2021 (+0,2% en el 4T 2020).
  • En términos interanuales, la caída fue del 5,4% (–6,1% en el 4T 2020).
Valoración
  • En el 1T 2021, la economía lusa ha registrado una contracción notable respecto al último trimestre de 2020, como consecuencia del efecto del confinamiento estricto que se dictó entre el 15 de enero y el 15 de marzo para controlar el fuerte aumento de casos de COVID-19 registrado a principios de año. En efecto, en el cómputo intertrimestral, el PIB reculó un 3,3%, un registro peor de lo previsto por CaixaBank Research. La publicación de esta primera estimación no contiene detalles desglosados, pero el INE de Portugal indicó que las contribuciones de las demandas interna y externa fueron negativas en términos intertrimestrales (de forma más intensa en el caso de la demanda interna).
  • En términos interanuales, la economía se contrajo un 5,4%, lo que contrasta con una caída del 6,1% en el último trimestre de 2020. La aportación de la demanda interna fue más negativa que en el 4T 2020, lo que reflejó una caída más fuerte del consumo privado. Sin embargo, la aportación de la demanda externa mejoró frente a la del trimestre anterior. A pesar de ello, el INE indicó que las exportaciones de bienes y servicios registraron una contracción más fuerte que las importaciones, lo que refleja el efecto del confinamiento en la actividad turística.
  • Por otro lado, los indicadores económicos disponibles para marzo y abril sugieren que la economía se encuentra en proceso de recuperación. De hecho, las ventas al por menor se recuperaron de forma significativa en marzo, ya que crecieron un 2,2% intertrimestral, lo que redujo la variación interanual hasta el –0,1%; las exportaciones nominales de bienes crecieron un 6% interanual en el 1T 2021; en la misma línea, el indicador de actividad diaria elaborado por el Banco de Portugal apunta que a finales de marzo la actividad ya había rebotado a los niveles de diciembre. Asimismo, el plan de levantamiento de las restricciones a la movilidad continúa evolucionando como estaba previsto y se prevé que en mayo se alcance la apertura casi total de la economía (termina el estado de alarma y se producirá la ampliación del horario de algunas actividades como la restauración, muy penalizada hasta finales de abril, y la reapertura de las fronteras con España; otras fronteras también se abrirán, pero los viajeros seguirán estando obligados a hacer cuarentena).
  • La actual previsión de CaixaBank Research para el PIB de 2021 es del +4,9%, pero se revisará a la baja tras la incorporación del dato del 1T 2021. El progreso del proceso de vacunación es un factor crucial para la evolución del PIB en los próximos trimestres y las perspectivas son positivas, ya que las metas para alcanzar la inmunidad de grupo continúan siendo alcanzables (vacunación del 70% de la población adulta para finales de septiembre). Así, aunque el escenario para 2021 aún presente cierto grado de incertidumbre, las perspectivas a medio plazo son francamente positivas.
  • La segunda estimación, con detalles de los distintos componentes del PIB, se publicará el 31 de mayo.
Teresa Gil Pinheiro
Etiquetas