¿Creció el consumo en España en el 2T 2022? Lo que nos dicen los datos en tiempo real

Según los datos internos de CaixaBank, el consumo creció un 2,2% en España durante el 2T 2022, pese al descenso de la confianza de los consumidores por las presiones inflacionistas y la incertidumbre económica.

Contenido disponible en
11 de julio de 2022
Pago digital. Foto de Nathan Dumlao en Unsplash.
Evolución de la confianza de los consumidores

Las presiones inflacionistas y el estallido de la guerra en Ucrania han hecho mella en la confianza de los consumidores españoles durante los últimos meses. Los datos publicados por la Comisión Europea muestran cómo en marzo se produjo la mayor caída desde el inicio de la pandemia. A partir de entonces, la confianza de los consumidores se ha mantenido en niveles significativamente inferiores a los observados hasta febrero de 2022 (véase el primer gráfico).

España: confianza de los consumidores
¿Se ha recuperado el consumo de la caída del 1T?

El deterioro de la confianza de los consumidores contrasta con la buena dinámica del mercado laboral, con cerca de un millón de trabajadores más que en tiempos prepandémicos.1  Durante el 1T 2022 el primer factor predominó sobre el segundo y, en consecuencia, el consumo real de los hogares creció un –2,0% intertrimestral (1,5% en el 4T 2021). El fuerte aumento de la incertidumbre mermó sobremanera el consumo real en bienes duraderos, con un crecimiento intertrimestral del –11,2% (6,4% en el 4T 2021).

Una vez transcurrido el mes de junio, el quid de la cuestión es saber si, en los tiempos convulsos en los que vivimos, el consumo se habrá recuperado de la notable caída del 1T 2022 o, si por el contrario, habrá vuelto a registrar un crecimiento intertrimestral negativo. Algunos indicadores apuntan a que el consumo logró coger oxígeno en el 2T 2022; por ejemplo, las ventas minoristas en términos reales registraron un crecimiento intertrimestral del 2,6% en el promedio de abril y mayo (–3,1% en el 1T 2022), mientras que las ventas interiores de grandes empresas (también en términos reales) mostraron igualmente un claro dinamismo, avanzando un 4,6% intertrimestral (–0,7% en el 1T 2022). Por su parte, las matriculaciones de automóviles crecieron un 26,5% intertrimestral (–29,8% en el 1T 2022).

Estas buenas sensaciones también se observan en el indicador de consumo de CaixaBank2  que, al incluir datos para el mes de junio, es de gran utilidad, ya que permite tener una fotografía completa del 2T 2022. Concretamente, los datos internos correspondientes al 2T 2022 apuntan a un crecimiento intertrimestral del consumo nominal del 3,0% (véase el segundo gráfico), lo que estimamos que se traduciría en un avance del 2,2% del consumo real,3  en consonancia, por tanto, con los otros indicadores disponibles hasta el mes de mayo.4

  • 1. Este desacople entre la confianza de los consumidores y el mercado laboral no es único de España. Por ejemplo, en EE. UU. la tasa de paro se situó en el 3,6% en mayo, mientras que la serie de confianza de los consumidores elaborada por la Universidad de Michigan registró en junio su nivel más bajo desde que existen registros (año 1952).
  • 2. Este indicador recoge en tiempo real los pagos y reintegros con tarjeta CaixaBank (debidamente anonimizados), por lo que es una buena herramienta para aproximar el gasto en consumo final de los hogares según los datos de contabilidad nacional.
  • 3. Se estima un deflactor del consumo del 7,3% interanual mediante una regresión por mínimos cuadrados ordinarios. Las variables explicativas que se incluyen son el primer retardo del deflactor del consumo, el IPC y una variable binaria que captura el desacople entre el deflactor del consumo y el IPC a partir del 2T 2021. El R² de la regresión es del 90,1% y el error de predicción promedio en los últimos cuatro trimestres es de 0,1 p. p.
  • 4. Es relevante mencionar que los datos internos mostraban un mayor crecimiento del consumo real (3,4%) en el promedio de abril y mayo. En este sentido, el consumo se ralentizó durante el mes de junio.
España: consumo nominal de los hogares
Perspectivas del consumo para 2022

De cara a los próximos trimestres, la evolución del consumo estará determinada por múltiples factores. Por un lado, las presiones inflacionistas, el aumento de los tipos de interés y la incertidumbre asociada al devenir de la situación económica es probable que sigan haciendo mella en la confianza de los consumidores. Pero, por otro lado, tras dos años de pandemia se prevé una campaña turística de verano muy positiva, con unos consumidores dispuestos a deshacer parte del ahorro embalsado debido a las restricciones. En su conjunto, para 2022 esperamos un crecimiento del consumo real del 1,5%.