¿Cuáles son los sectores exportadores portugueses que más pueden crecer después de la COVID?

En el contexto actual, marcado por la ruptura de algunas cadenas de suministros, ¿en qué medida puede Portugal sacar partido de la situación, situarse como proveedor alternativo y aumentar la contribución de las exportaciones al crecimiento del PIB?

Contenido disponible en
Teresa Gil Pinheiro
8 de diciembre de 2021
sector-exterior-2

Para responder a esta pregunta, hemos calculado el índice de ventaja comparativa revelada (IVCR)1 tomando como base las estimaciones de la OCDE para el valor añadido doméstico (VAD) exportado,2 y podemos comprobar que, frente al mercado europeo, Portugal tiene mayor especialización relativa en 18 de los 39 sectores que forman parte de la base de datos de la OCDE (22 con respecto al resto del mundo).

En un escenario de disrupciones en las cadenas de suministro mundial, estos sectores podrían estar bien posicionados para beneficiarse de un eventual aumento de la demanda por parte de los socios comerciales, al tener la oportunidad de sustituir a proveedores habituales de antes de la pandemia que se vieron obligados a interrumpir la producción. Esta posibilidad adquiere mayor importancia en el espacio europeo, donde la demanda de proveedores alternativos puede ser más inmediata si tenemos en cuenta que la reanudación de la actividad de las empresas está siendo más rápida que en otras regiones del mundo.3

El hecho de que el mercado europeo sea el destino del 78% de las exportaciones de bienes nacionales, sugiere que Portugal se encuentra en una posición privilegiada para sustituir a proveedores no europeos en la medida en que es un socio conocido y fiable. Naturalmente, si esto ocurriera contribuiría al incremento de la actividad y al equilibro del saldo exterior.4

En este contexto que constituye una oportunidad para el crecimiento de las empresas exportadoras con ventajas comparativas en el mercado europeo, destaca el hecho de que los sectores que, al presentar una mayor especialización frente al mercado europeo, están mejor posicionados para corregir los fallos de suministros en Europa representan el 70% del VAD exportado y el 60% del VAB total de la economía. Si tenemos presente que cada euro de incremento de las exportaciones se traduce en un aumento de 56 céntimos del PIB,5 los posibles aumentos en la demanda externa dirigida a estos sectores podrían tener un impacto significativo en el conjunto de la economía.

  • 1. De forma resumida, el IVCR compara la cuota de mercado del sector exportador en un determinado país con la cuota de mercado de esa industria en las exportaciones mundiales. Cuando está por encima de 1, significa que ese sector tiene un mayor grado de especialización relativa en el país objeto de análisis. El último año disponible en la base de datos Trade in Value Added (TiVA), «Origin of value added in gross exports », de la OCDE es 2015.
  • 2. El valor añadido doméstico exportado permite identificar la parte del valor añadido que el sector exporta, independientemente de que el propio sector haya exportado directa o indirectamente a través de inputs de otros sectores al sector exportador.
  • 3. Fiscal Monitor Database of Country Fiscal Measures in Response to the COVID-19 Pandemic (https://www.imf.org/en/Topics/imf-and-covid19/Fiscal-Policies-Database-in-Response-to-COVID-19).
  • 4. La balanza por cuenta corriente portuguesa ha mejorado significativamente en los últimos 10 años, pasando de una situación deficitaria media anual de –8,7% entre 1996 y 2011 (con un pico de –11,8% en 2008), hasta un superávit positivo anual de 0,3% entre 2012 y 2020. En este último periodo, después del máximo registrado en 2017, hemos asistido a la contracción de la posición excedentaria, resultado del deterioro del déficit de la balanza de bienes, que desde 2018 supera el 7% del PIB.
  • 5. Según el INE, cada euro de incremento de las exportaciones se traduce en el aumento de 56 céntimos del PIB (54,5 céntimos en el VAB y 1,5 céntimos en los impuestos netos de subsidios).
Portugal: índice de ventajas comparativas reveladas con respecto a Europa

Entre estos, destacan los sectores con un IVCR superior a 2, que representan el 33% del VAD exportado y el 27% del VAB de la economía. En estos sectores, destacan una serie de industrias tradicionales portuguesas, como es el caso de los textiles, la madera, el papel, el caucho, pero también empresas de servicios como, por ejemplo, las del sector inmobiliario, la restauración y la hostelería.

Los 10 sectores con un IVCR por encima de 2 registran una tasa de crecimiento medio anual inferior al del VAD exportado total (el 3,6% entre 2005 y 2015 contra el 3,9%), pero con comportamientos distintos entre productores de bienes y de servicios. Así, mientras las exportaciones de bienes presentan un crecimiento medio anual del 2,8% (a excepción de los productores de caucho y plástico, que crecen un 6,7% anual), las actividades de servicios presentan un crecimiento medio anual del 5,4%, que varía entre un aumento del 8,1% anual en la comercialización de servicios inmobiliarios y del 5,6% y del 2,3%, respectivamente, en la exportación de valor añadido doméstico de las áreas de salud y de cultura y entretenimiento, lo que refleja un mayor dinamismo en las actividades de servicios que en las de bienes y el esfuerzo realizado para una mayor internacionalización.

En resumen, Portugal cuenta con un conjunto de sectores que pueden beneficiarse de incrementos en la demanda externa, entre los que destacan sectores tradicionales en la producción de bienes como los textiles, el vestuario y el calzado, la madera y el papel, y el caucho y los plásticos. Pero también puede aprovechar la ocasión para incrementar la producción y comercialización de bienes y servicios que han estado creciendo a ritmos elevados, algunos con un peso ya alto en el VAD exportado, como es el caso del sector de los transportes y el almacenamiento, y otros aún con poca representatividad en el VAD exportado, como es el caso de los servicios relacionados con la salud humana.

Portugal: crecimiento anual promedio del valor añadido interno exportado entre 2005 y 2015
Teresa Gil Pinheiro
Etiquetas