Actividad y crecimiento

Los precios de la luz están por las nubes, ¿y el importe de su recibo?

Analizamos los recibos de electricidad particulares domiciliados en CaixaBank para determinar como afectó el aumento de los precios en la economía de las familias españolas. 

Contenido disponible en
Photo by Robert Linder on Unsplash

2021 fue un año convulso en el mercado de la electricidad.1 Los precios aumentaron de manera alarmante a partir de julio y el año terminó con el megavatio hora (MWh) alrededor de los 300 euros en el mercado mayorista.2 El Gobierno, para reducir el impacto de este aumento de precios en los consumidores, implementó varias medidas impositivas, como la rebaja del IVA o la suspensión temporal del impuesto de producción eléctrica. Entremedio, las tarifas por tramos horarios también se modificaron para incentivar un uso más eficiente de la energía. Así que la pregunta es, ¿cuál fue el impacto final en los bolsillos de las familias?

Lo analizamos a partir de los recibos de electricidad domiciliados en CaixaBank por parte de los clientes particulares.3 Claro está que el recibo de la luz de un hogar depende de muchos factores: la energía consumida, el precio de esta, los impuestos vigentes, la tarifa contratada, etc. Pero al final lo que afecta al consumo de los hogares es el importe que en cada momento acaban pagando por el suministro. Y, a pesar de todos los acontecimientos, a lo largo de 2021 el importe del recibo de la luz mediano fue bastante similar al del año 2018,4 año prepandemia, con precios en el mercado mayorista similares a los del primer semestre de 2021. En el 1T 2021, el recibo mediano (es decir, la mitad de los hogares pagaron un importe menor y la otra mitad uno mayor) era de 68 euros, el mismo importe que en el 1T 2018. En el 4T 2021, el recibo mediano ascendía a 60 euros, un importe un 3,6% menor al del recibo mediano en el 4T 2018.

  • 1. Para más detalle de los factores detrás del aumento de los precios de la electricidad, véase el Focus «El impacto del aumento del precio de la electricidad sobre la economía española» en el IM12/2021.
  • 2. En el primer semestre de 2021 el precio promedio del MWh en el mercado mayorista fue de 60 euros.
  • 3. Para ello, agregamos los importes de los recibos de luz domiciliados para cada cliente particular cada mes (excluimos empresas y autónomos). Asimismo, diferenciamos entre aquellos clientes que tienen contrato con tarifa libre (normalmente con un precio fijo durante la duración del contrato) o con la tarifa regulada PVPC en una de las compañías que ofrecen los precios regulados (véase https://sede.cnmc.gob.es/listado/censo/10).
  • 4. En el acumulado del año 2021, el recibo mediano ascendió a 743 euros, mientras que en 2018 fue de 748 euros (–0,6%, y –5,1% ajustado por la inflación).
España: evolución mensual del recibo de la luz mediano
El importe del recibo mediano del mercado libre desciende y aumenta el del regulado

Sin embargo, este resultado cambia radicalmente si lo analizamos en función del tipo de contrato que tiene cada hogar. En el mercado regulado, que corresponde al 39% de los hogares,5 el recibo mediano en el 4T 2021 ascendió a 54 euros, un 13% superior al recibo mediano del 4T 2018 (+28% respecto al del 4T 2019 y +32% respecto al del 4T 2020).6 En cambio, en el mercado libre, el recibo mediano en el 4T 2021 se redujo hasta los 61 euros, un 16% menos que en el 4T 2018 (–18% respecto al 4T 2019 y –14% respecto al 4T 2020).7 Estas marcadas diferencias se deben a que, en el mercado libre, los precios de la energía son fijos por el periodo establecido en el contrato y solo se actualizan cuando este se renueva, por lo que las rebajas impositivas han beneficiado a los hogares que tienen este tipo de contrato. En cambio, en el mercado regulado los precios de la energía son variables y cambian cada día y hora (corresponden al llamado precio voluntario para el pequeño consumidor, o PVPC), por lo que los aumentos de precios se han trasladado más rápidamente a la factura y han sido superiores a la rebaja impositiva.

  • 5. De los consumidores particulares con potencia contratada menor a 10 kW (Boletín de Indicadores Eléctricos, noviembre de 2021, CNMC).
  • 6. En el acumulado del año 2021, el recibo mediano en el mercado regulado ascendió a 579 euros (559 euros en 2018).
  • 7. En el acumulado del año 2021, el recibo mediano en el mercado libre ascendió a 861 euros (902 euros en 2018).
España: evolución mensual del recibo de la luz mediano en el mercado libre (precio fijo) y en el regulado (PVPC)
España: variación en el recibo de la luz del mercado libre (precio fijo) y del mercado regulado (PVPC)
Los incrementos en el recibo se concentran en los hogares con mayor consumo eléctrico del mercado regulado

Si lo analizamos en función del importe del recibo, observamos cómo en el mercado libre los recibos disminuyeron de forma generalizada en el 4T 2021, tanto los de menor como los de mayor importe. Concretamente, el recibo del percentil 10 (25 euros) fue un 21% inferior al de 2018, y el recibo del percentil 90 (142 euros) fue un 12% inferior al del 4T 2018. En cambio, en el mercado regulado los recibos de mayor importe están más perjudicados por el encarecimiento de la energía. El recibo del percentil 90 (119 euros en el 4T 2021) fue un 22% superior al del 4T 2018, un aumento claramente superior al del recibo mediano. En contrapartida, la rebaja temporal de precios para los beneficiarios del bono social se observa en los recibos de menor importe: el recibo del percentil 10 en el 4T 2021 (18 euros) fue un 18% menor al del 4T 2018.

En resumen, el año 2021 fue electrizante para el recibo de la luz, pero no afectó a todos los consumidores por igual. El año 2022 no parece que vaya a ser menos. Parte del aumento de precios en el mercado mayorista en 2021 puede trasladarse al mercado libre a medida que se renueven contratos, aunque si los precios en el mercado mayorista se reducen, este efecto será temporal. Lo que parece claro es que la factura eléctrica seguirá dando que hablar.

Etiquetas
Consumo
Energía
España