Turismo
Consumo
Actividad y crecimiento

Buenas perspectivas para el sector turístico español

El sector turístico está siendo uno de los grandes beneficiados de la rápida recuperación de la movilidad internacional. Los indicadores sectoriales dibujan unas perspectivas muy positivas para lo que resta de 2022, por lo que el puede ejercer de motor de la economía española en un momento en el que gran parte de sectores atraviesa un complejo contexto.

Contenido disponible en
Photo by Ralph Ravi Kayden on Unsplash

La movilidad internacional se está recuperando a gran velocidad gracias a que la percepción de los riesgos ligados a la pandemia es cada vez menor entre la población. Esta confianza no es errónea, puesto que la variante ómicron ha resultado más leve, existe una muy elevada tasa de vacunación y la inmunidad natural –causada por el elevado número de contagios de invierno– es actualmente mucho mayor.

El sector turístico está siendo uno de los grandes beneficiados de esta tendencia. Los indicadores sectoriales dibujan unas perspectivas muy positivas de cara a lo que resta de 2022, por lo que el sector puede ejercer de motor de la economía española en un momento en el que gran parte de sectores atraviesa un complejo contexto.

Indicadores de alta frecuencia

Uno de los indicadores a tiempo real que nos ofrece una visión fidedigna de la evolución de la demanda turística, descontando el efecto precio, es el de vuelos operados que proporciona Eurocontrol. Tal y como se observa en el primer gráfico, en la segunda semana de mayo, los vuelos operados en España se situaron apenas un 7% por debajo del mismo periodo de 2019. Se trata de una mejora muy notable desde el mes de enero, cuando los vuelos operados se situaron un 30% por debajo, debido a la ola de ómicron, y a su vez se trata de un gran hito, puesto que implica que se ha superado el volumen de vuelos semanales máximo de 2021 (alcanzado en la primera semana de agosto).

España: vuelos operados en aeropuertos españoles

Si recurrimos a los datos de pasajeros según país de origen del avión, publicados mensualmente por AENA, podemos ver mejor qué hay detrás de esta recuperación. Como se puede apreciar en la tabla, el gran protagonista de la recuperación es el turismo británico, debido a su gran mejoría y a su importancia para el sector turístico español. Tras un 2021 en el que el número de pasajeros con origen en el Reino Unido se comportó mucho peor que el de procedentes de países de la UE, debido a la popularización del staycation entre los británicos (turismo vacacional doméstico), los últimos datos apuntan a caídas de apenas un 16% con respecto al mismo periodo de 2019. Por otro lado, también los vuelos de largo recorrido están mostrando muy buenas dinámicas en 2022, confirmando que la aversión a viajar está desapareciendo a escala más global. Por su parte, se confirma que el mercado doméstico sigue viviendo una buena situación. Además, la caída de la conectividad aérea con Rusia, que se deja sentir en el descenso de los pasajeros procedentes del resto de Europa, no está teniendo un efecto apreciable en las cifras agregadas, dado su bajo peso en el total de llegadas.

España: llegadas de pasajeros según país de origen del vuelo
Perspectivas para 2022

También los indicadores adelantados, como son el volumen de reservas o los indicadores de interés (búsquedas en internet), anticipan una clara dinámica de mejora de cara a la temporada de verano. Concretamente, las búsquedas en Google sobre viajes a España desde los mercados emisores de Europa occidental se sitúan más de un 20% por encima de sus niveles habituales prepandemia, e incluso las búsquedas desde EE. UU. se situaron dentro de su rango habitual por primera vez desde que se iniciase la pandemia.

Búsquedas semanales en Google sobre viajes a España

De cara al conjunto del año 2022, la gran inercia de recuperación del turismo de la UE y, sobre todo, del Reino Unido, sumada a la sorpresa positiva de la recuperación de mercados emisores americanos, dibujan unas perspectivas muy positivas para el sector. A pesar de ello, cabe señalar que el entorno macroeconómico que emerge de la guerra en Ucrania, con la gran alza de los precios de materias primas energéticas y agroalimentarias, afectará a la estructura de costes del sector, poniendo algo de presión sobre los precios de venta y los márgenes empresariales.1 De todas formas, no parece que la demanda esté reaccionando negativamente ante el shock inflacionario.

En este contexto, según nuestras previsiones, este año el PIB turístico se situará a un nivel del 88% frente al de 2019, con un crecimiento de un 50% con respecto a 2021. Con ello, la actividad del sector turístico no recuperaría los niveles prepandemia este año pero se situaría en un nivel similar al de 2017, año en el que el sector obtuvo unos resultados muy positivos.

  • 1. Véase el Focus «¿Qué sectores están más afectados por el conflicto de Ucrania?» del IM04/2022.
España: PIB turístico
Etiquetas
Turismo
España