Turismo

Portugal: el horizonte se despeja para el sector turístico

En este artículo ahondamos en las cifras del sector para obtener un retrato más detallado de la trayectoria de recuperación del turismo en Portugal, que identifica las grandes tendencias y apunta pistas para el resto del año.

Contenido disponible en
Tiago Belejo Correia
Tumbonas y smbrillas en la playa de Lagos, Portugal

La mayoría de las restricciones implantadas para el control de la pandemia se han levantado y los viajeros se muestran menos recelosos, lo que se está traduciendo en una recuperación de la movilidad asociada al ocio. Y las cifras así lo confirman: en el 1T 2022, las exportaciones de servicios turísticos en la balanza por cuenta corriente alcanzaron ya un valor equivalente al 95% de lo que registraron en el mismo trimestre de 2019. En este artículo ahondamos en las cifras del sector para obtener un retrato más detallado de la trayectoria de recuperación del turismo, que identifica las grandes tendencias y apunta pistas para el resto del año.

Identificando los caminos de la recuperación

Una de las señales más recientes de la recuperación del turismo se detecta en los datos del sector hotelero referentes a abril, cuando por primera vez desde el inicio de la pandemia el número de huéspedes y pernoctaciones superó en un 1,6% y un 1,1%, respectivamente, los valores del mismo mes del año anterior a la pandemia. No obstante, hay que destacar un matiz, ya que el ritmo de recuperación del turismo por parte de residentes es más fuerte que el de extranjeros. Así, mientras el número de turistas domésticos superó la cifra de abril de 2019 en un 14%, los turistas no residentes todavía estuvieron un 6% por debajo.

Portugal: variación de turistas no residentes según procedencia respecto al mismo periodo de 2019

Dentro de la categoría de turistas extranjeros, el comportamiento tampoco es homogéneo, como se observa en el primer gráfico. Hasta el 4T 2021 constatamos que en los procedentes de países europeos la recuperación era más fuerte, es decir, que la brecha frente a los números de 2019 era menor si la comparamos con los turistas procedentes de otros continentes. Ya en abril de 2022, observamos que algunos países emisores (EE. UU. y Brasil) redujeron esa brecha de forma más significativa que, sorprendentemente, los turistas procedentes de la vecina España. Por otro lado, los cuatro mayores mercados emisores antes de la pandemia (Reino Unido, Alemania, España y Francia), que en su conjunto representaban en 2019 casi la mitad de los turistas extranjeros que visitan Portugal, presentan también diferencias entre ellos en lo que respecta al ritmo de recuperación. Reino Unido (+6%) y Alemania (+48%) en abril ya superaron la cifra de 2019, mientras que Francia (–11%) y principalmente España (–34%) aún están lejos.

Portugal: variación global de turistas por regiones de destino respecto al mismo periodo de 2019

Si nos fijamos en el número de turistas con una perspectiva regional, constatamos que Alentejo y las Azores fueron las ubicaciones que registraron las menores caídas de turistas durante la agresiva ola pandémica del 1T 2021, en contraste con Algarve (–89%) y Lisboa (–86%). Esto podría explicarse no solo porque los turistas buscaran destinos con menor aglomeración de personas, sino también, en el caso de Lisboa, por una caída significativa de los huéspedes asociados a los viajes de negocios para reuniones, congresos y otros eventos de tipo profesional. Las zonas del país que contribuyeron decisivamente a que el número de huéspedes en abril fuese superior al mismo periodo de 2019 fueron el Norte, Alentejo y Madeira; esta última superó en un 29% la cifra de 2019.

En cuanto a la tipología de alojamiento, los últimos datos muestran también que los hoteles de mayor categoría (de 4 y 5 estrellas) son los únicos que superan el número de pernoctaciones de abril de 2019. Las familias con mayores recursos fueron las que acumularon más ahorros durante el periodo pandémico y ahora, al levantarse las restricciones, los canalizan hacia el ocio y los viajes. Otro hecho destacable son los alojamientos en establecimientos rurales, cuyas pernoctaciones superaron ya en el 3T 2021 el número del mismo periodo de 2019 y desde el 4T 2021 han venido siendo superiores al 30% de forma consistente. En una primera fase de la pandemia, la demanda de estos alojamientos se explica por la posibilidad de hacer vacaciones con mayor distanciamiento social, pero actualmente parece representar una tendencia más persistente de descubrimiento de destinos alternativos a los más tradicionales/masificados; y también un tipo de turismo con una mayor marca de sostenibilidad (aspecto cada vez más valorado).

Portugal: variación del número de pernoctaciones respecto al mismo periodo de 2019 por tipo de establecimiento
Perspectivas para 2022

Algunos datos como la recuperación del tráfico de pasajeros por avión aportan optimismo para lo que queda de año. Por un lado, se observa una recuperación del número de rutas directas (conexiones entre aeropuertos), que en 2019 era de 196 y que cayeron en 45 rutas en 2020 y en 20 en 2021, mientras que para este verano IATA1 ya espera 191. Es decir, se prevé una capacidad instalada compatible con una recuperación casi plena del sector.

Portugal: rutas en los aeropuertos nacionales

La evolución del número de vuelos corrobora las perspectivas de recuperación, ya que el diferencial frente al número de vuelos de 2019 ha ido disminuyendo desde marzo. Como se observa en el último gráfico, esta brecha en mayo fue de solamente el –2% y en la primera mitad de junio el número de vuelos es solo un –1% en comparación con el mismo periodo de 2019.

Portugal: vuelos mensuales y brecha respecto a 2019

Si nos centramos en el periodo más fuerte del turismo nacional, los datos sobre reservas de vuelos para la temporada de verano divulgados recientemente por el WTTC2 son muy alentadores: Portugal es el cuarto destino más popular de Europa para este verano, con solo un –9% de llegadas con respecto al nivel anterior a la pandemia. Este nivel es superado en mercados emisores como el de los EE. UU., Países Bajos, Dinamarca y Alemania en un 41%, un 36%, un 29% y un 11%, respectivamente. Sin embargo, el tono optimista no debe hacernos olvidar uno de los cambios de comportamiento que ha surgido en los últimos tiempos: los turistas esperan tener la posibilidad de cancelar las reservas cada vez más cerca de la fecha del viaje.

En resumen, a pesar de los posibles obstáculos a esta dinámica derivados de la inflación, de nuevas variantes de la COVID o de una potencial extensión territorial de la guerra en Ucrania, los datos actuales dan pie al optimismo.

Tiago Belejo Correia
Etiquetas
Portugal
Turismo