Análisis de coyuntura

Balance de situación de los sectores «intermedios» en España

Algunos sectores han sufrido un impacto enorme por la pandemia, mientras que otros han podido seguir creciendo. En este artículo analizaremos la situación de los que se sitúan entre un extremo y el otro.

Contenido disponible en
Casco de obrero
  • Algunos sectores han sufrido un impacto enorme por la pandemia mientras otros han podido seguir creciendo. Entre estos extremos están los que podemos denominar sectores «intermedios».
  • La mayoría de los sectores presentan un deterioro de la situación económico-financiera, pero podrá reactivarse rápidamente cuando las medidas de restricción a la movilidad y la actividad se retiren.

A nadie se le escapa que la pandemia ha tenido un impacto muy heterogéneo entre los distintos sectores de la economía. Así, los sectores ligados al turismo y el ocio han sufrido la crisis de manera desproporcionada. En el otro extremo, algunos sectores, como el sector de agricultura, ganadería y pesca o el de Administraciones públicas, educación y sanidad han visto aumentar su actividad durante la pandemia. En este artículo, ponemos el centro de atención sobre el resto de los sectores. Aquellos que, aunque han sufrido un impacto muy notable, lo han hecho en menor medida que los mencionados al principio de todo. Los llamaremos los sectores «in­­termedios».

En el primer gráfico mostramos datos de valor añadido bruto (VAB) por sector de actividad (clasificación CNAE). En el eje horizontal se muestra la caída del VAB en el 2T 2020 respecto al nivel precrisis del 4T 2019 y en el vertical la caída en el 4T 2020 en relación con el nivel precrisis. La línea discontinua roja separa el área que  denota una recuperación del VAB entre el 2T y el 4T 2020 (por encima de la línea) de aquella que denotaría una nueva caída (por debajo de la línea). Por otra parte, la línea discontinua negra marca el ritmo de recuperación que ha mostrado el PIB entre el 2T y el 4T 2020.1

  • 1. En concreto, si cogemos un sector cualquiera y partimos del nivel de actividad que ha perdido hasta el 2T, la línea negra nos indica dónde se encontraría el nivel de actividad de este sector en el 4T si se hubiera recuperado al mismo ritmo que lo hizo el PIB agregado.
España: valor añadido bruto real por sectores CNAE

Varios mensajes emanan del gráfico. En primer lugar, destaca la heterogeneidad de la caída del VAB entre los sectores. Como ya es sabido, los sectores de comercio, transporte y hostelería y de actividades artísticas, recreativas y otros servicios presentaron las mayores caídas en el 2T, superiores al 30%. En cambio, hay algunos sectores que han aumentado el VAB en relación con el 4T 2019. En se­­gundo lugar, vemos cómo la recuperación fue generalizada a partir del 2T (todos los sectores se sitúan por encima de la línea discontinua roja). En tercer lugar, el ritmo de recuperación entre sectores también ha sido muy desigual. Una gran mayoría de sectores se encuentra en el área entre las líneas discontinuas roja y negra: son los sectores que se han recuperado respecto al 2T, pero que lo han hecho a un ritmo inferior al del PIB nacional. Entre los sectores que más habían sufrido en el 2T, destaca, por un lado, el sector industrial, que se ha recuperado a un ritmo superior al del PIB nacional y, por el otro, los sectores de la construcción y de actividades artísticas, recreativas y otros servicios, que se han recuperado a un ritmo menor (mayor distancia respecto a la línea discontinua negra).

Para indagar en más detalle acerca de la capacidad de recuperación de cada sector, usamos el Índice de Confinamiento Empresarial (ICE) elaborado por CaixaBank. El ICE mide el cambio en la operativa bancaria de pequeñas y medianas empresas a causa de la COVID-19 y tiene en cuenta una amplia batería de indicadores.2 Un valor cercano o inferior a cero denota que la situación económico-financiera de la empresa es similar o mejor a la del mismo mes del año anterior.3 Un valor superior indica que la situación económico-financiera de la empresa se ha deteriorado. Asimismo, valores superiores a 0,3 indican un de­­terioro notable de la situación económico-financiera de la empresa.

En el segundo gráfico, mostramos el ICE por sectores de actividad entre marzo y mayo de 2020 y lo comparamos con los valores registrados entre diciembre de 2020 y febrero de 2021.4 Destacamos distintas áreas del gráfico. En primer lugar, podemos ver que en los primeros meses de la pandemia la situación económico-financiera de las empresas se deterioró en todos los sectores (el índice toma valores positivos para todos los sectores). Sin em­­bargo, también se observa que, desde entonces, la situación ha mejorado en casi todos los sectores (la mayoría se sitúan por debajo de la línea diagonal). En segundo lugar, vemos que tan solo un sector, el de turismo/hostelería, mantiene una situación económico-financiera muy ad­­versa a pesar de la mejora de estos últimos meses (único sector en el cuadrante rojo oscuro). Asimismo, un conjunto reducido de sectores (área en rojo claro), que incluye, entre otros, el sector del ocio y el del textil/calzado, han pasado de un deterioro de la situación financiera severo a uno moderado. Finalmente, vemos que la gran mayoría de sectores (área en azul claro), se han mantenido en una situación económico-financiera de deterioro moderado. De este modo, la mayoría de sectores presenta un deterioro de la situación económico-financiera, como no puede ser de otra manera dada la crisis que estamos atravesando, pero podrá reactivarse rápidamente cuando las medidas de restricción a la movilidad y la actividad se retiren.

  • 2. Se incluyen indicadores de ingresos (por ejemplo, los provenientes de TPV), de gastos (como nóminas o gastos en recibos) y de impagos, entre otras variables.
  • 3. Más concretamente, un valor inferior a 0,08.
  • 4. Al tratarse de datos internos, los sectores de actividad no se corresponden perfectamente con los códigos CNAE.
España: Índice de Confinamiento Empresarial por sectores

Tras este desempeño en 2020, y teniendo en cuenta que tras el impacto de la tercera ola de contagios que ha tenido lugar en el 1T la recuperación probablemente no se reanude hasta el 2T 2021, ¿cómo puede contribuir al PIB la recuperación de la actividad de estos sectores «intermedios» en el 2T?5 La respuesta está sujeta a un elevado grado de incertidumbre, dados los interrogantes que rodean la velocidad con la que se retirarán las medidas de restricción a la movilidad/actividad y la manera en que la retirada de estas medidas afectará a cada sector. Sin embargo, está claro que los sectores intermedios, que conforman el 47,6% de la economía,6 y presentan un buen potencial de recuperación, realizarán una importante contribución a la recuperación de la actividad agregada en la medida que se empiecen a retirar las restricciones. A modo de ejemplo, si en un trimestre la recuperación fuera tal que el conjunto de estos sectores intermedios recuperara hasta un 75% del VAB que se perdió entre el 4T 2019 y el 2T 2020 (en el 4T 2020 estos sectores ya habían recuperado un 62%, por lo que no parece que sea un supuesto excesivamente optimista), la contribución al crecimiento intertrimestral del PIB de estos sectores sería de alrededor de 1,4 p. p.

  • 5. Los sectores «intermedios» se componen de los sectores de la industria (código CNAE B-E), la construcción (código CNAE F); actividades profesionales, científicas y técnicas (CNAE M-N); información y comunicaciones (CNAE J), y actividades inmobiliarias (CNAE L). Excluimos los sectores de comercio, transporte y hostelería (CNAE G-I) y actividades artísticas, recreativas y otros servicios (CNAE R-T), por ser los sectores más afectados por la pandemia y los que previsiblemente se recuperen con más lentitud. También excluimos los sectores que han visto aumentar su VAB durante la pandemia (sectores con códigos CNAE A, K y O-Q).
  • 6. Según datos del 4T 2020.
Etiquetas
España
COVID-19