Compartir: 
Fuerte desplome de la inflación estadounidense en abril

Fuerte desplome de la inflación estadounidense en abril: en el 0,3%, 1,2 p. p. por debajo del registro de marzo. Por su parte, la inflación subyacente se situó en el 1,4%, 7 décimas menos que el mes anterior. En este contexto de confinamiento, era de esperar una fuerte moderación de la inflación, aunque esta ha sido algo superior a la esperada. En términos intermensuales, el IPC general cayó un 0,8%, como consecuencia del desplome de los precios energéticos, así como del gran retroceso en el precio de aquellos servicios más afectados por las medidas de confinamiento (hoteles, billetes de avión, etc.). En los próximos meses, prevemos nuevas caídas intermensuales ante una demanda todavía debilitada. Por su parte, los últimos indicadores disponibles de abril (por ejemplo, producción industrial y ventas minoristas) siguen mostrando una fuerte caída de la actividad económica en EE. UU. en el 2T.

La debilidad de la demanda interna ralentiza la recuperación de China. Los datos de actividad de abril apuntan a que la velocidad de la recuperación económica está siendo dispar. Por un lado, la producción industrial avanzó un 3,9% interanual (–1,1% en marzo), un dato algo mejor de lo previsto gracias al repunte en la producción de automóviles y de maquinaria. Por el otro lado, las ventas minoristas cayeron un apreciable 7,5% interanual (–15,8% en marzo). Estos datos mixtos sugieren que mientras la actividad manufacturera se está recuperando algo más rápido, la debilidad del consumo y del sector servicios continuará lastrando la actividad en el 2T.

Compartir: