Compartir: 
También disponible:
Pulso Económico SemanalMercados financieros
La cautela volvió a dominar en los mercadosLa cautela volvió a dominar en los mercados

La cautela volvió a dominar en los mercados. La semana pasada estuvo marcada por las noticias sobre las negociaciones comerciales entre EE. UU. y China, la publicación de datos de actividad e indicadores de sentimiento en algunas de las principales economías mundiales y las protestas sociales en numerosos países. En particular, la falta de concreción sobre los detalles del acuerdo comercial, la desaceleración de los indicadores de actividad y gasto de China y la continuidad en las protestas pesaron en el sentimiento de los inversores, que optaron por reducir su apetito por los activos de riesgo. Así, los principales índices bursátiles de los países desarrollados finalizaron la semana con un tono mixto, dejando en un segundo plano la buena evolución de los resultados empresariales del 3T. Y en el bloque emergente las bolsas flexionaron a la baja (MSCI Emerging Markets –1,5%). En los mercados de renta fija, las declaraciones del presidente de la Fed indicando que mantendrán los tipos de interés inalterados mientras las perspectivas de la economía estadounidense sigan siendo favorables ayudaron a que los tipos soberanos descendieran en EE. UU. (–11 p. b.) y Alemania (–7 p. b.). En la periferia de la eurozona, las primas de riesgo se ensancharon, recuperando niveles de hace dos meses. En el mercado de divisas, el yen y el franco suizo se apreciaron moderadamente ante el aumento de la prudencia de los inversores, y el euro se mantuvo estable. En el lado opuesto, el peso chileno prolongó su caída frente al dólar (–4% en noviembre) en un escenario de crisis económica y sociopolítica en el país. Finalmente, el precio del barril de Brent se mantuvo ligeramente por encima de los 62 dólares, a la espera de la próxima reunión de la OPEP en diciembre.

Los resultados empresariales siguieron creciendo en el 3T 2019. Con la campaña de resultados prácticamente finalizada, la mayoría de los beneficios superaron ampliamente las previsiones de los analistas que, desde comienzos de año, rebajaron sus proyecciones por el empeoramiento de las perspectivas del crecimiento económico. Así, en el caso del S&P 500, las sorpresas positivas fueron del 78% (por encima de la media de los últimos cinco años, que era del 71%), y se produjeron en todos los sectores. En la eurozona, las compañías del EuroStoxx presentaron resultados en consonancia con las estimaciones del consenso y los anuncios, mejores de lo esperado, alcanzaron el 57%. La evolución por sectores fue dispar y destacó el empeoramiento del sector financiero debido a la continuidad del entorno de tipos de interés reducidos.

Compartir: