Compartir: 
La confianza empresarial sufre un marcado deterioro

La confianza empresarial sufre un marcado deterioro. El índice que recoge la opinión de los responsables de las empresas sobre la marcha de su negocio cedió 35,1 puntos hasta los 95,5 puntos, el valor más bajo registrado desde el inicio de la serie en el 1T 2013. Por su parte, según datos internos de CaixaBank, el gasto con tarjetas durante la Semana Santa disminuyó un 42,1% con respecto a la del pasado año. Por componentes, se mantuvo la tendencia de las últimas semanas de un mayor gasto en la categoría de alimentación y farmacias (+46,4%), y un desplome en la categoría de ocio y turismo (–89,9% y –99,5%, respectivamente). En este contexto, la inflación se situó en el 0,0% en marzo, 7 décimas por debajo del registro de febrero, arrastrada por la bajada del precio del petróleo (la inflación subyacente se situó en el 1,1%, solo 1 décima por debajo del mes anterior).

El Fondo Monetario Internacional (FMI) prevé que el PIB de España caiga un 8,0% en 2020 y que en 2021 la economía se recupere parcialmente con un crecimiento del +4,3%. De cumplirse esta previsión, el PIB en 2021 se situaría aún un 4,0% por debajo de su nivel en 2019. Asimismo, la institución proyecta un repunte de la tasa de paro en 2020, hasta el 20,8% (14,1% en 2019), y una posterior recuperación, hasta el 17,5% en 2021. En cuanto a las Administraciones públicas, el FMI prevé que su déficit se eleve hasta el 9,5% del PIB en 2020, lo que, junto a la fuerte caída del PIB, situaría la ratio de deuda pública sobre el PIB en el 113,4% en 2020 (+18,0 p. p. respecto al registro de 2019).

Casi cinco millones de trabajadores cubiertos por los programas temporales de protección del empleo. En declaraciones en el Congreso, el ministro José Luis Escrivá informó que, hasta el 15 de abril, 3,9 millones de trabajadores estaban afectados por expedientes de regulación de empleo temporal (ERTE), una cifra que equivale al 16,8% de la población activa. Asimismo, 1,01 millones de autónomos están en cese de actividad (4,4% de la población activa). En el caso de los trabajadores en ERTE, casi 2 millones ya están cobrando la prestación por desempleo y el resto la cobrarán a partir de mayo, cuando se acaben de registrar los expedientes. En el caso de los autónomos, unos 910.000 ya están cobrando la prestación extraordinaria por cese de actividad.

Compartir: