Compartir: 
La UE toma sus primeras medidas frente al coronavirusLa UE toma sus primeras medidas frente al coronavirusLa UE toma sus primeras medidas frente al coronavirus

La UE toma sus primeras medidas frente al coronavirus. En concreto, la Comisión Europea movilizará 37.000 millones para apoyar al sistema sanitario y ayudar a las pymes y a los sectores más perjudicados por la epidemia. Se trata de cantidades modestas que se deberán incrementar en los próximos meses. Cabe destacar, por otra parte, que la presidenta de la Comisión, Ursula von der Leyen, anunció que se preparan para flexibilizar las reglas fiscales a las que están sujetos los Estados miembros (cabe recordar que estas reglas incluyen una limitación del déficit público al 3,0% del PIB).

El débil cierre de 2019 de la eurozona empeora el balance de riesgos ante el avance del COVID-19. La economía de la eurozona cerró el año 2019 con un crecimiento modesto del PIB, según la última estimación publicada por Eurostat (0,1% intertrimestral y 1,0% interanual en el 4T 2019). En el cómputo total del año, la región desaceleró hasta el 1,2%, desde el 1,9% de 2018. Por su parte, el desglose por componentes de demanda del 4T mostró una debilidad del consumo privado superior a la de trimestres anteriores. En este contexto de avances moderados, preocupa el impacto que pueda tener la crisis sanitaria del coronavirus en la actividad económica de la región.

Economía portuguesa

Los indicadores más recientes de actividad sugieren una desaceleración de la actividad económica en Portugal. En la industria, la facturación creció un contenido 0,4% interanual en enero, por debajo del avance del 1,1% de diciembre. Esta moderación fue consecuencia de una desaceleración en la facturación del mercado interior y una contracción en la del mercado exterior. El sector de la construcción también desaceleró su ritmo de actividad, mientras que el sector servicios fue el único que se mostró robusto, con un avance del 3,1% interanual, por encima de la tasa de crecimiento de diciembre (2,1%). Esta robustez, no obstante, se verá afectada en los próximos meses por el impacto del coronavirus.

El déficit comercial se redujo en 300 millones de euros en enero, hasta los 20.100 millones de euros (acumulado de 12 meses). Esta reducción estuvo apoyada por la desaceleración en el ritmo de expansión de las importaciones (5,3% interanual en enero, frente al 6,6% en diciembre), puesto que las exportaciones mantuvieron sus tasas de avance (3,6%). En términos de PIB, el déficit comercial se situó en el 9,4%, 2 décimas menos que en diciembre.

La demanda de crédito se mantiene dinámica a principios de año. La nueva concesión de crédito al sector privado no financiero aumentó un 17,3% interanual en enero. Por segmentos, destacó la aceleración del crédito a la vivienda (que creció un 33,1% interanual) y el sólido ritmo del crédito al consumo (37,4%). Por su parte, el flujo de nuevo crédito a las empresas avanzó un 4,8%, donde un 70% del aumento se debió a los préstamos otorgados a grandes empresas.

Compartir: