Compartir: 
Las dudas atenazan la confianza de los inversoresLas dudas atenazan la confianza de los inversores

Las dudas atenazan la confianza de los inversores. Los mercados comenzaron la semana con avances modestos, apoyándose en el optimismo sobre las negociaciones comerciales entre EE. UU. y China programadas para los próximos días. Sin embargo, la publicación de varios indicadores económicos decepcionantes en las economías avanzadas y emergentes alimentó la volatilidad y la aversión al riesgo en los inversores. Este giro en el sentimiento vino acompañado de un aumento de las expectativas de los inversores de una política monetaria más acomodaticia en EE. UU. (la probabilidad implícita de mercado de un recorte de 25 p. b. en octubre ascendió al 85% frente al 43% de la semana anterior), factor que presionó a la baja los tipos de interés soberanos estadounidenses. Igualmente, los tipos de interés de la eurozona descendieron, tanto en Alemania como en los países de la periferia, y las primas de riesgo se mantuvieron estables. Por su parte, en los principales índices bursátiles globales se impusieron los descensos (S&P 500 –0,3% y MSCI Emergentes –0,5%), aunque fueron los parqués europeos los que registraron las mayores pérdidas (EuroStoxx 50 –2,8%, DAX –3,0%, CAC –2,7%, Ibex –2,4% y PSI –0,5%). Esta mayor penalización en Europa se produjo después del anuncio por parte de EE. UU. de posibles nuevos aranceles sobre productos europeos ante la decisión de la Organización Mundial del Comercio en favor de la querella contra las ayudas a Airbus. Las preocupaciones de los inversores sobre el escenario económico también se filtraron en el mercado de petróleo, donde el precio del Brent cayó hasta los 58 dólares por barril. En el mercado de divisas, el protagonismo fue para la libra esterlina, que se mostró errática ante los planes de Boris Johnson para el brexit.

Los flujos de capital volvieron a las economías emergentes en septiembre. Según las estimaciones del Instituto Internacional de Finanzas, en septiembre, los países emergentes recibieron entradas netas de capital (flujos de cartera) por valor de 37.700 millones de dólares. Esta cifra contrastó con la salida neta observada en agosto (13.800 millones), la primera desde octubre de 2018, y estuvo vinculada, en gran medida, al repunte de las tensiones comerciales entre EE. UU. y China en ese mes. La recuperación de los flujos inversores hacia los activos emergentes de renta fija (27.600 millones) y renta variable (10.100 millones) en septiembre se produjo en todas las regiones, aunque China siguió liderando el destino de los flujos.

DBRS mejora la calificación crediticia de Portugal, a BBB alto con perspectiva estable desde BBB. En este contexto, las elecciones legislativas del pasado domingo dieron 106 escaños al partido socialista, que se quedó a tan solo 10 de la mayoría absoluta.

Compartir: