Compartir: 
Las ventas minoristas en la eurozona crecieron un 1,7% en enero, todavía inmunes al coronavirusLas ventas minoristas en la eurozona crecieron un 1,7% en enero, todavía inmunes al coronavirusLas ventas minoristas en la eurozona crecieron un 1,7% en enero, todavía inmunes al coronavirus

Las ventas minoristas en la eurozona crecieron un 1,7% en enero, todavía inmunes al coronavirus. La solidez de este dato, sin cambio respecto al avance de diciembre, nos indica que el consumo de los hogares fue resiliente al principio del año 2020. Por países, en Alemania, las ventas minoristas aumentaron un 1,4% interanual (1,7% en diciembre), mientras que en Francia crecieron un 2,1% (2,5% en diciembre). Con todo, estos datos aún no reflejan los efectos de la crisis del coronavirus. En este sentido, es de esperar que las ventas minoristas disminuyan de forma temporal en los próximos meses. Por su parte, la tasa de desempleo de la eurozona se mantuvo en el 7,4% en enero, sin cambios respecto a diciembre.

La inflación se moderó en la eurozona en febrero. La inflación se emplazó en el 1,2% (1,4% en enero), arrastrada por una fuerte caída en los precios energéticos (–0,3% en febrero frente al +1,9% en enero). Esta caída de los precios energéticos se debió, en parte, a los efectos que la crisis del coronavirus ya está teniendo en el precio del petróleo. La inflación subyacente, en cambio, aumentó ligeramente, hasta el 1,2% (1,1% en enero), respaldada por una pequeña recuperación en los precios de los servicios.

Economía portuguesa

La deuda pública aumentó en enero hasta los 252.100 millones de euros. La cifra se sitúa 2.300 millones por encima del saldo a finales de 2019. Este aumento se debió, en buena parte, a la emisión sindicada de 4.000 millones de euros del nuevo bono del Tesoro a 10 años, que estuvo parcialmente compensada por la reducción en deuda a corto plazo.

Compartir: