Compartir: 
También disponible:
Pulso Económico SemanalEconomía española
Los indicadores de actividad del sector industrial se mantienen contenidos, mientras que los del sector servicios se moderan ligeramenteLos indicadores de actividad del sector industrial se mantienen contenidos, mientras que los del sector servicios se moderan ligeramente

Los indicadores de actividad del sector industrial se mantienen contenidos, mientras que los del sector servicios se moderan ligeramente. Más concretamente, la cifra de negocios del sector servicios creció un 4,1% interanual en julio (media móvil de tres meses), un ritmo notable aunque algo inferior al del promedio de la primera mitad del año (4,9%). Por su parte, tanto la cifra de negocios del sector industrial como los pedidos industriales se quedaron estancados (0,0% y –0,2% variación interanual en media móvil de tres meses, respectivamente), por lo que se mantiene la tónica de bajo crecimiento que presenta el sector desde finales del año. En cambio, por el lado de la demanda, las ventas minoristas mantuvieron un buen tono y crecieron un 3,2% en agosto. En su conjunto, el cuadro de indicadores sugiere que el crecimiento se moderó ligeramente en el 3T.

El saldo comercial de bienes estabiliza su deterioro de la mano de la desaceleración importadora. El déficit de la balanza de bienes fue del 2,7% del PIB en julio (acumulado de 12 meses), 0,29 p. p. menor que el pico de marzo y solo ligeramente por encima del déficit de un año atrás. La estabilización del déficit en los últimos meses se ha debido, en parte, a la desaceleración de las importaciones no energéticas, puesto que las exportaciones no energéticas también siguen moderando sus tasas de avance (crecieron un 1,3% interanual en el acumulado de 12 meses hasta julio, el registro más bajo desde mayo de 2010).

La tasa de morosidad sigue cayendo. La mora se situó en el 5,23% en julio, 0,13 p. p. por debajo del registro del mes anterior. De este modo, la tasa de morosidad acumula una caída de 1,12 p. p. en los últimos 12 meses y se sitúa en el mínimo de la serie desde diciembre de 2009. De cara a los próximos trimestres prevemos que esta tasa siga cayendo, aunque a ritmos algo más moderados.

Compartir: