Compartir: 
También disponible:
Pulso Económico SemanalEconomía europea
Los indicadores de sentimiento empresarial apuntan a un estancamiento de la economía de la eurozonaLos indicadores de sentimiento empresarial apuntan a un estancamiento de la economía de la eurozonaLos indicadores de sentimiento empresarial apuntan a un estancamiento de la economía de la eurozonaLos indicadores de sentimiento empresarial apuntan a un estancamiento de la economía de la eurozona

Los indicadores de sentimiento empresarial apuntan a un estancamiento de la economía de la eurozona. En octubre, el PMI compuesto se mantuvo justo por encima de los 50 puntos, umbral que separa la zona expansiva de la contractiva (el 50,2 en octubre, comparado con el 50,1 en septiembre). En el desglose sectorial, el PMI de manufacturas dejó de empeorar y se mantuvo al mismo nivel que en septiembre (45,7), aunque sigue en zona contractiva. Por su parte, el PMI de servicios mejoró ligeramente (51,8 frente a 51,6 en septiembre). Por países, destacó la subida del PMI compuesto de Francia (52,6 respecto a 50,8 en septiembre), en claro contraste con Alemania, donde el mismo indicador permaneció por debajo de los 50 puntos por segundo mes consecutivo (48,6 en comparación con 48,5 en septiembre). Finalmente, el nuevo dato de confianza del consumidor de la eurozona, que se emplazó en –7,6 (–6,5 en septiembre), señala un posible deterioro de la demanda interna, que hasta ahora se había mostrado resiliente.

El brexit se retrasa; la cuestión es hasta cuándo. La Cámara de los Comunes rechazó aprobar (en un plazo de tres días) toda la legislación necesaria para hacer efectivo el acuerdo de salida negociado con la UE. Tras perder la votación, el primer ministro Boris Johnson amenazó con retirar el Acuerdo de Salida si la oposición no acepta celebrar elecciones anticipadas el 12 de diciembre. Si la oposición acepta, Johnson volverá a someter a votación la legislación y el acuerdo del brexit para hacer efectiva la salida de la UE en las próximas semanas.

Economía portuguesa

El saldo de las Administraciones públicas sigue mejorando. En concreto, en el acumulado hasta septiembre el saldo se emplazó en el +1,6% del PIB, lo que supone una clara mejora con respecto al +0,9% registrado hace un año. Esta mejora estuvo apoyada por un considerable aumento de los ingresos (4,8% interanual), superior al de los gastos (2,9%). Entre los ingresos, destacó el incremento de los ingresos fiscales y los ingresos por IVA. En el ámbito de los gastos, destacó la reducción del pago por intereses y una ejecución de las inversiones inferior a la presupuestada. En este contexto, prevemos que las cuentas públicas sigan mejorando en lo que queda de año y que el saldo se sitúe en el –0,1% del PIB en el conjunto de 2019 y en el 0,0% del PIB en 2020.

La cartera de crédito del sector privado sigue contrayéndose. En particular, disminuyó un 1,4% interanual en agosto. Destacó la contracción en la cartera de préstamos a empresas (–2,9% interanual), aunque en buena parte se debió al dinamismo en las ventas de carteras de crédito dudoso. Con el ajuste por este efecto, el crédito a empresas hubiera crecido un 2,1%. Por su parte, la cartera de crédito a los hogares también se contrajo (–0,5%). En este segmento, no obstante, el crédito al consumo sigue avanzando con fuerza (9,7% interanual).

Compartir: