Compartir: 
También disponible:
Pulso Económico SemanalEconomía europea
Los indicadores de sentimiento empresarial de la  economía de la eurozona se estabilizanLos indicadores de sentimiento empresarial de la  economía de la eurozona se estabilizanLos indicadores de sentimiento empresarial de la  economía de la eurozona se estabilizan

Los indicadores de sentimiento empresarial de la economía de la eurozona se estabilizan. El PMI compuesto se mantuvo sin cambios en diciembre (50,6 puntos) gracias a la leve mejora del PMI de servicios (52,4 frente a 51,9 en noviembre), que compensó el deterioro del de manufacturas (45,9, frente a 46,9), que sigue emplazado en terreno recesivo. Así, de momento, los servicios siguen resistiendo de forma considerable este contexto de desaceleración global. El mensaje es muy parecido al analizar los datos disponibles por países. En Alemania, el sector de manufacturas parece que todavía no tocó fondo, con un PMI de 43,4 (44,1 en noviembre), mientras que el PMI de servicios mejoró lo suficiente (52,0 frente a 51,7) para que el PMI compuesto se mantuviera sin cambios, en los 49,4 puntos. En Francia, en cambio, el PMI compuesto empeoró ligeramente (52,0 frente a 52,1 en noviembre) por el deterioro del PMI de manufacturas (50,3 frente a 51,7).

El Reino Unido se prepara para el brexit tras una importante votación en los Comunes. El Parlamento británico aprobó el viernes 20 de diciembre el proyecto de ley del acuerdo de retirada de la UE que transpone a la legislación británica el acuerdo negociado por Boris Johnson con Bruselas en octubre. Se trata de un paso importante que despeja definitivamente la incertidumbre a corto plazo y confirma que el Reino Unido saldrá de la UE como muy tarde el 31 de enero de 2020.

Economía portuguesa

El Banco de Portugal prevé una moderada desaceleración del crecimiento en los próximos años. La institución estima que el crecimiento se ha emplazado en el 2,0% en 2019, y prevé una desaceleración hasta el 1,7% en 2020 y hasta el 1,6% en el promedio de 2021-2022. A pesar de la ralentización, la economía portuguesa crecería por encima del conjunto de la eurozona, respaldada principalmente por una sólida demanda interna. Asimismo, el Banco de Portugal también pronostica una ligera mejora en la contribución de las exportaciones netas en 2021-2022.

Los indicadores más recientes muestran una estabilización del crecimiento. El indicador de actividad económica mantuvo en octubre el mismo ritmo de crecimiento que en el mes anterior (1,8% interanual). Por su parte, el indicador del clima económico, que sintetiza el sentimiento en los diversos sectores de actividad, se estabilizó en el 2,1% interanual en noviembre. Tomados en su conjunto, los datos son indicativos que en el 4T la economía mantendrá un ritmo de expansión similar al del trimestre anterior.

El Gobierno ha presentado el Proyecto de Presupuestos Generales del Estado para 2020. El escenario macroeconómico del Ejecutivo prevé un crecimiento del PIB del 1,9% en 2020 (comparado con el 1,7% según CaixaBank Research). Asimismo, ha mejorado ligeramente la previsión del saldo presupuestario para 2019 (–0,1% del PIB, frente al –0,2% anterior), tanto por una revisión al alza de los ingresos, como por una revisión a la baja de los gastos por intereses e inversiones. De cara a 2020, el Gobierno prevé un superávit del 0,2% del PIB, respaldado por una mayor recaudación impositiva y de cotizaciones sociales, así como por unos menores gastos por intereses, a pesar del aumento esperado en los gastos de personal y en las prestaciones sociales.

Compartir: