Compartir: 
Los mercados cierran octubre con un tono mixtoLos mercados cierran octubre con un tono mixto

Los mercados cierran octubre con un tono mixto. En los mercados financieros, la semana estuvo marcada por las reuniones de política monetaria de la Fed y el Banco de Japón (BoJ) y la publicación de datos de PIB del 3T para EE. UU. y la eurozona. En los mercados bursátiles de EE. UU., unas buenas cifras de crecimiento y el recorte de tipos de la Fed (véase la sección de Economía internacional y siguiente noticia, respectivamente) empujaron el índice S&P 500 hasta nuevos máximos históricos. Mientras, en Europa, los principales parqués tuvieron un tono más dispar y cerraron con ligeras pérdidas. En el mercado de renta fija, los tipos de interés flexionaron a la baja de manera generalizada entre las principales economías avanzadas (menos en Japón, donde el BoJ no modificó la política monetaria) y las primas de riesgo de la periferia de la eurozona se mantuvieron relativamente estables. Por su parte, en el mercado de divisas, la semana se saldó sin grandes movimientos y la libra esterlina se mantuvo inalterada, con una cotización poco sensible a la formalización, por parte de la UE, de una nueva prórroga del brexit (nueva fecha: 31 de enero de 2020) y a la convocatoria de elecciones anticipadas en Reino Unido el próximo 12 de diciembre (véase la sección de Economía internacional). Por último, en el mercado de materias primas el precio del petróleo Brent disminuyó tras la publicación de datos que señalaron un incremento de las existencias de crudo en EE. UU., aunque se mantuvo cerca de los 61 dólares en el cierre de la semana.

La Fed baja tipos por tercera vez consecutiva. Apoyándose de nuevo en la persistencia de los riesgos sobre el escenario y unas presiones inflacionistas moderadas, la Reserva Federal bajó los tipos de interés en 25 p. b. hasta el intervalo 1,50%-1,75%. En la rueda de prensa posterior a la reunión, el presidente de la institución, Jerome Powell, señaló que este nivel de los tipos de interés es el apropiado para el escenario económico de la Fed, que proyecta un crecimiento moderado, un mercado laboral robusto y un acercamiento de la inflación hacia su objetivo (del 2%). En este sentido, Powell también sugirió que, en ausencia de alteraciones sustanciales del escenario, no habría movimientos en los tipos de interés en los próximos meses. Aunque esta referencia aplicó por igual a posibles subidas como bajadas, los comentarios de Powell apuntaban a una menor predisposición a subir los tipos, por lo que es probable que en los próximos trimestres la Reserva Federal mantenga un sesgo acomodaticio. Con todo, la decisión volvió a contar con discrepancias entre sus miembros, pues Esther L. George y Eric S. Rosengren votaron a favor de dejar los tipos de interés inalterados.

Compartir: