Compartir: 
Los mercados se mostraron cautelososLos mercados se mostraron cautelosos

Los mercados se mostraron cautelosos, en una semana marcada por las esperanzas puestas en la cita entre los presidentes Trump y Xi en el foro del G-20, por las tensiones geopolíticas en Oriente Medio, y por las declaraciones de algunos miembros de la Fed. En particular, en un discurso en Nueva York, el presidente de la Fed reforzó la expectativa de que la institución monetaria podría reducir los tipos en los próximos meses, aunque de forma más moderada de lo que esperan los mercados. En este escenario, las principales bolsas de las economías avanzadas tuvieron un comportamiento errático durante la semana, para concluir sin apenas variación. En el caso de las economías emergentes, mientras las cotizaciones del bloque asiático mejoraban a la espera de las conclusiones del G-20 (MSCI Asia Emergente +0,5%), las bolsas latinoamericanas descendían (MSCI América Latina –1,2%). En la renta fija, los tipos soberanos de EE. UU. y Alemania fluctuaron en la zona de mínimos anuales, mientras que las primas de riesgo de la periferia de la eurozona continuaron estrechándose. Por último, en el mercado de divisas, el euro se mantuvo estable en 1,14 dólares. Veremos la reacción de los mercados esta semana tras el anuncio del reinicio de las negociaciones comerciales entre EE. UU. y China y tras el levantamiento del bloqueo a Huawei por parte de la Administración Trump.

El precio del petróleo se recupera. La semana pasada, el precio del barril de Brent aumentó hasta situarse cerca de los 66 dólares, impulsado por una reducción en los inventarios de crudo de EE. UU. superior a la esperada. En concreto, en la semana del 17 de junio, las reservas estadounidenses se contrajeron en 12,8 millones de barriles, la mayor reducción de los inventarios desde septiembre de 2016. De este modo, el petróleo continuó con la recuperación que se viene observando desde mediados de junio y que refleja, en gran medida, el aumento de las tensiones geopolíticas en Oriente Medio. En este contexto, el 1 y 2 de julio, la OPEP y sus aliados se reúnen para valorar si prolongan el acuerdo de recortes de producción que vienen implementando desde el pasado 1 de enero. Se trata de una extensión esperada por los inversores y que respaldaría la continuidad del precio de petróleo en cotas algo superiores a los 65 dólares por barril.

Compartir: