Documentos de trabajo


  • Sareb: claves estratégicas

    Documento de trabajo 01/13

    • Buena parte de las crisis bancarias se saldan con la creación de algún tipo de sociedad de gestión de activos que permita acelerar la reestructuración de aquellos sectores económicos más afectados por la crisis. En España, el acuerdo de asistencia financiera con el Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE) ha facilitado los fondos necesarios para adoptar esta solución, sentando las bases para completar la reestructuración del sistema bancario.

    • El "banco malo" español (Sareb) gestionará los activos problemáticos de las entidades que necesitan inyecciones de capital público, con el objetivo de maximizar su valor de recuperación a lo largo de un periodo de 15 años. Al completar el proceso de transferencia de activos, su balance sumará unos 56.500 millones de euros y operará con unos fondos propios de unos 4.500 millones de euros. De estos, el 25% será capital y el 75% deuda subordinada. A finales de 2012, la Sareb había captado 3.800 millones (el 55% provenien-tes de inversores privados). La participación pública se instrumenta a través del FROB.

    • Se estima que activos por un valor bruto de aproximadamente unos 130.000 millones de euros saldrán del balance de los bancos (casi un 32% de todo el crédito promotor concedido por el sistema bancario a diciembre de 2011). Los activos reales (adjudicados y en garantía de préstamos) vinculados a esta cartera de activos estarán compuestos en un 40% por edificios terminados, en un 13% por edificios en construcción, en un 26,5% por suelo urbano y en un 9% por otro suelo. El resto de activos son préstamos sin garantía real.

    • Los precios de transferencia conceden a la Sareb un margen de comercialización que parece razonable en el caso de la vivienda terminada, pero que es muy ajustado en el caso del suelo. Con estos precios, satisfacer los objetivos de rentabilidad anunciados dependerá de forma crucial de la calidad del crédito al promotor traspasado y de su gestión. Así, de materializarse la probabilidad acu-mulada de impago del escenario adverso de Oliver Wyman, y suponiendo una ratio LTV (loan-to-value, préstamo / valor del activo) del crédito traspasado del 80%, la Sareb debería lograr un margen promedio del 23% a lo largo del periodo en la venta de viviendas y suelo.

    • Adicionalmente, la Sareb podría sufrir la presión añadida del calendario de amortización de la deuda avalada, que deberá ser negociado con la troika. Para gestionar el gap de vencimientos, la Sareb puede segmentar muy cuidadosamente sus activos en distintos Fondos de Activos Bancarios y dar entrada a nuevos inversores.

    • En cualquier caso, la gestión del crédito promotor será el factor clave del proceso. Los deudores pueden tratar de renegociar sus préstamos para apropiarse de parte de los descuentos aplicados por la Sareb a las entidades cedentes. La Sareb deberá diseñar cuidadosamente los acuerdos de servicio para minimizar este riesgo, pues los ingresos del crédito al promotor sano serán imprescindibles para cubrir potenciales pérdidas en la venta de suelo.

  • Ajuste de capacidad en el sistema financiero español

    Documento de trabajo 09/12

    Inmaculada Martínez Carrascal
    • El número de oficinas bancarias aumentó en España un 18% entre 2001 y 2008. El crecimiento no fue homogéneo entre tipos de entidades: el sector de las cajas aumentó su número de oficinas en un 26% y los bancos en un 6%.

    • El crecimiento de oficinas estuvo claramente asociado al crecimiento del crédito. Las provincias con mayor expansión crediticia presentaron crecimientos de oficinas superiores a la media.

    • La crisis ha puesto de manifiesto que ese incremento del negocio no era sano: las provincias con mayor crecimiento del crédito son las que presentan mayor tasa de morosidad. Esta relación se cumple también a nivel de entidad, y aquellos grupos que más crecieron son también los que más activos problemáticos presentan. Las cajas nacionalizadas se sitúan en este grupo.

    • Tras el boom crediticio, el sistema bancario español ha empezado a ajustar su estructura: desde los niveles máximos y hasta junio de 2012, se ha reducido el número de oficinas y empleados en un 14% y un 13%, respectivamente.

    • La reducción de oficinas está siendo generalizada, afectando a la práctica totalidad de las entidades, y de forma más intensa a aquellas nacionalizadas o que se han fusionado.

    • En el corto plazo, los procesos de reestructuración exigidos por la Comisión Europea para las entidades receptoras de ayudas y la eliminación de duplicidades de redes en entidades fusionadas contribuirán a reducir aún más la capacidad instalada.

    • La comparación del nivel de estructura del sistema financiero español con el de otros países muestra un exceso en el número de oficinas, aunque el número de empleados está en línea con el resto. El mayor nivel de competencia, mayor porcentaje de pymes y menor penetración de internet ayudan a explicar, en parte, que existan más oficinas en España. De todos modos, alcanzar una estructura comparable a la de otros países requeriría una reducción del número de oficinas de alrededor de un 35% desde los máximos.

    • El ajuste en la estructura de los sistemas financieros es un proceso generalizado dentro de la Unión Europea y tampoco parece haber finalizado. En algunos países, el ajuste en oficinas ha sido próximo al 50%, pero son países con características distintas a España y su ajuste desde máximos no es extrapolable.

    • En el futuro inmediato, la oficina bancaria mantendrá su importancia como punto de asesoramiento y elemento potenciador de la vinculación del cliente, mientras que otras operaciones transaccionales más habituales se irán trasladando hacia otros canales.

  • El ahorro y la eficiencia energéticos: un impulso para la competitividad de la economía española

    Documento de trabajo 08/12

    Pere Miret
    • A pesar de que en 2011 los precios del petróleo no llegaron al récord de 147 dólares por barril de julio de 2008, las cotizaciones se situaron en niveles elevados. De esta manera, la subida se puede considerar un nuevo choque petrolero, que contribuyó a la recesión reciente de la economía española, cuando hacía relativamente poco tiempo que había salido de la gran recesión de 2008-2009.

    • Un alza del precio del crudo de 10 dólares puede suponer una pérdida ligera de producto interior bruto (PIB). Además, el impacto diferencial de los precios del petróleo tiene un efecto sobre la competitividad en precios de la economía española, en la medida en que el diferencial de inflación tiende a ampliarse.

    • Aunque desde la primera crisis del petróleo en 1973 la dependencia del crudo de la economía española hasta 2010 bajó el 37%, continúa siendo relativamente alta, del 46%, con lo cual está más expuesta a las subidas del precio del oro negro. La intensidad energética primaria, magnitud definida como la cantidad de energía necesaria para la generación de una unidad de PIB, en el mismo período disminuyó el 1,7%, mucho menos que en los países más desarrollados.

    • La intensidad energética es un indicador aproximado de la eficiencia energética, pero puede estar distorsionado por el efecto de cambios estructurales. No obstante, la lectura de indicadores que intentan medir directamente la eficiencia energética no proporciona resultados mucho más favorables para las ganancias de eficiencia de la economía española. De hecho, hay un amplio potencial de mejora de la eficiencia en la economía española.

    • Reducir la factura energética exterior, que en 2011 supuso casi el 4% del PIB, es un reto importante para la economía española. La mejor manera de reducir el consumo de energía sin disminuir el nivel de la actividad económica es la eficiencia energética.

    • Los diferentes planes de ahorro y de mejora de la eficiencia energética gubernamentales realizados en los últimos años en el marco de las directivas comunitarias han contribuido a corregir una evolución desfavorable y han tenido un impacto positivo.

  • Materias primas: ¿Qué cambió en la última década?

    Documento de trabajo 06/12

    Eduardo Pedreira, Miguel A. Canela
    • En la última década el comportamiento cíclico de las materias primas ha registrado cambios significativos. Cuando se analiza el período comprendido entre los años 1960 y 1999, la evidencia empírica muestra que las materias primas desplegaron una asimetría negativa, es decir que, en promedio, los períodos contractivos solían durar más tiempo que los expansivos, y la caída en los precios durante las recesiones solía ser mayor que el incremento que se registraba durante los períodos de crecimiento.

    • Sin embargo, cuando el análisis se realiza incluyendo el período más reciente (hasta 2010), los datos muestran que la asimetría negativa prácticamente desaparece, debido a que en los últimos años la asimetría ha sido marcadamente positiva.

    • Además del cambio en el comportamiento de los ciclos individuales, se estudia si existe algún grado de correlación o sincronización (comovimiento) en la evolución cíclica de las diferentes materias primas. Los resultados que se documentan indican que el comovimiento encontrado es significativo y que no es constante en el tiempo.

    • Si bien el objetivo de la nota no es investigar cuáles son las variables que han impulsado este cambio, se puede señalar que la reducción de la volatilidad en los principales fundamentos económicos, la irrupción de China en el comercio mundial o la mayor integración y el amplio desarrollo de los mercados de capitales internacionales, son algunos de los factores que explican este nuevo comportamiento.

Páginas