Turismo

¿Cómo está afectando el brexit al turismo en España?

El voto del Reino Unido en junio de 2016 a favor de salir de la Unión Europea (UE) abrió un nuevo escenario para la economía británica que puede tener importantes consecuencias para la economía española. Especialmente para el sector turístico, que recibe a cerca de 16 millones de turistas británicos al año.1 En este artículo analizamos el impacto que ha tenido el brexit en los flujos de turistas británicos que visitan España y su potencial impacto futuro bajo distintos escenarios de salida de la Unión.

  • 1. Esta cifra representa cerca del 22% del total de turistas extranjeros en España (datos para 2018).
Contenido disponible en
Turista de espaldas frente al Arco del Triunfo de Barcelona

Tres años después del referéndum, es cierto que todavía nos preguntamos cuándo y en qué términos se producirá la salida del Reino Unido de la UE. También es cierto que, tras una reacción inicial adversa en los mercados financieros, la economía británica ha registrado una evolución más favorable de lo que se esperaba.2 No obstante, esto no implica que la niebla del brexit no tenga consecuencias económicas.

De hecho, algunos de los efectos del brexit ya se han hecho evidentes. Muestra de ello es la ralentización del ritmo de crecimiento de la economía del Reino Unido desde el referéndum (del 2,4% en 2015 al 1,4% en 2018). Este menor dinamismo ha sido causado, en parte, por una erosión de la renta real, con la fuerte depreciación de la libra esterlina que se produjo tras el referéndum del brexit. Ello conllevó, de manera directa, una reducción del poder de compra de los ciudadanos británicos, tanto en sus compras domésticas como en sus salidas al exterior. En este sentido, como muestra el siguiente gráfico, no sorprende que la demanda turística de los residentes en el Reino Unido haya perdido fuelle desde mediados de 2016.

  • 2. En parte ello se debió a la actuación del Banco de Inglaterra, que redujo los tipos de interés y adoptó diversas medidas para apoyar la liquidez, lo que contribuyó a relajar las tensiones iniciales y evitó que se endurecieran las condiciones financieras.
Descenso de la demanda turística

La reducción del poder de compra de los británicos a raíz del referéndum del brexit se ha traducido en un descenso de la demanda turística a partir de 2016

Visitas al exterior de residentes en el Reino Unido (acumulado de 12 meses)
Millones

Datos sobre el Brexit de CaixaBank Research
Nota: La línea vertical marca la fecha del referéndum de salida del Reino Unido de la Unión (23 junio 2016). Fuente: CaixaBank Research.

En este contexto, podemos preguntarnos qué trayectoria hubiera seguido la demanda turística británica sin el brexit. Para ello, nos servimos de la evolución de la demanda turística de Irlanda, que mostraba un comportamiento muy parecido a la del Reino Unido, hasta mediados de 2016 (véase el siguiente gráfico). Así, si los flujos de turistas del Reino Unido hubieran seguido evolucionando de forma similar a los de Irlanda tras la celebración del referéndum del brexit, hasta 5 millones más de residentes del Reino Unido hubieran viajado al extranjero entre el 3T 2016 y el 3T 2018. Para España –la destinación más popular entre los británicos– esta estimación implicaría que, desde mediados de 2016, se han perdido aproximadamente 1,1 millones de turistas británicos (unos 500.000 al año).3 A pesar de ello, cabe señalar que la entrada de turistas británicos en España ha evolucionado favorablemente en los últimos dos años. De hecho, España ha logrado aumentar su cuota de mercado (del 20% en el 2T 2016 al 22% en 2018) y el gasto diario por visita entre los británicos –muestra de que sigue siendo un mercado competitivo–.

De cara a los próximos trimestres, las perspectivas de la economía británica en general y de la demanda turística británica en particular seguirán condicionadas por la evolución y el desenlace del brexit. En este sentido, la ratificación de un acuerdo sobre el brexit evitaría una salida abrupta de la UE y ayudaría a disipar cierta incertidumbre a corto plazo, si bien ello no garantiza que se mantengan los vínculos actuales entre la UE y el Reino Unido a medio y largo plazo. Concretamente, después del brexit se abrirá un largo proceso durante el cual ambas partes deberán trazar los detalles de su futura relación. A día de hoy, la posición del Reino Unido es poco clara, hecho que dificulta poder esbozar cómo será el modelo de relación y cuáles serán las implicaciones, entre otros, sobre la actividad económica.
 

  • 3. Para el cálculo utilizamos la cuota de mercado promedio (21,5% de los flujos de salida) entre el 3T 2016 y el 3T 2018.

Comparativa de las salidas de turistas entre Irlanda y el Reino Unido
Variación interanual (%)

Comparativa de turistas de Reino Unido e Irlanda que llegan a España
Nota: Acumulado de 12 meses. Fuente: CaixaBank Research, a partir de datos de ONS UK.

En este contexto, puede ser útil fijarnos en posibles escenarios a futuro y analizar su impacto sobre los flujos de turistas británicos. Para ello nos servimos del rango de escenarios elaborados por el Banco de Inglaterra,4 que contemplan desde entornos más benignos, en los que los vínculos entre la UE y el Reino Unido se mantienen estrechos, hasta otros más adversos, como una salida abrupta. Con estos escenarios, y a partir de nuestras estimaciones sobre la elasticidad de la demanda turística del Reino Unido (respecto al PIB y al tipo de cambio),5 trasladamos el impacto del brexit a los flujos de turistas británicos hacia España.

Así, en el escenario más favorable, el Reino Unido ratificaría el Acuerdo de salida negociado con Bruselas, y se implementaría un periodo de transición relativamente prolongado, durante el cual ambas partes negociarían una relación futura lo más estrecha posible (sin un aumento significativo de las trabas al comercio entre ambas áreas). En este caso, el Banco de Inglaterra estima que, gracias a la reducción de la incertidumbre, el impacto sobre el PIB del Reino Unido podría ser incluso positivo a medio plazo (+1,75%)6 y que la libra esterlina se apreciaría un 5%. De producirse este escenario, estimamos que el impacto sobre los flujos de turistas británicos sería positivo y que las visitas a España aumentarían en unos 800.000 (un 4,9%) en el acumulado hasta 2023.

  • 4. Estos escenarios no son previsiones, dado que no cubren todas las suposiciones posibles ni todos los efectos posibles derivados de una futura relación económica distinta a la actual o de una salida abrupta. Véase Bank of England (2018): EU withdrawal scenarios and monetary and financial stability. A response to the House of Commons Treasury Committee.
  • 5. Variación del número de turistas en respuesta a cambios en el PIB real y en el tipo de cambio nominal libra-euro.
  • 6. Hasta 2023. Efecto sobre PIB en relación con el escenario base vigente en noviembre de 2018.
Cuatro escenarios de futuro

En CaixaBank Research hemos analizado cuatro posibles escenarios para estimar el impacto futuro del brexit sobre los flujos de turistas británicos a España, desde el más benigno al más adverso

Un segundo escenario, menos favorable que el anterior, contempla una relación comercial futura con la UE menos estrecha. En particular, tras el periodo de transición, se introducirían controles fronterizos y mayores barreras regulatorias, lo que conduciría a una ligera caída del PIB a medio plazo (–0,75%). No obstante, la disminución de la incertidumbre comportaría una ligera apreciación de la libra (del 2%). En este caso, nuestras estimaciones indican que el impacto sobre los flujos de turistas británicos hacia España sería inapreciable: las visitas de británicos disminuirían en aproximadamente 150.000 (un 1,0%) hasta 2023.

Los otros dos escenarios contemplan la posibilidad de que el Reino Unido y la UE no lleguen a alcanzar un acuerdo y que el comercio entre ambos se rija por las normas establecidas por la Organización Mundial del Comercio (con aranceles y barreras no arancelarias al comercio, y con controles fronterizos). Asimismo, estos dos escenarios no descartan ni la ruptura de algunas de las cadenas productivas actualmente en funcionamiento ni ciertos episodios de inestabilidad financiera. Según el grado de disrupción, el Banco de Inglaterra estima que el impacto sobre el nivel de PIB del Reino Unido podría oscilar entre el –4,75 % (escenario menos disruptivo)6 y el –7,75 % (escenario altamente disruptivo o desordenado).7 Además, ambos escenarios contemplan una fuerte depreciación de la libra (de entre el 15% y el 25%, según la severidad del escenario). De producirse cualquiera de estos escenarios, estimamos que el impacto sobre los flujos de turistas británicos hacia España sería significativo y negativo, y que oscilaría entre el 13,8% y el 22,7% en el acumulado hasta 2023.

  • 6. El Reino Unido es capaz de replicar los acuerdos comerciales que tiene con terceros países gracias a que era miembro de la UE. Asimismo, hay ciertas disrupciones en los controles fronterizos.
  • 7. Tras salir de la UE, el Reino Unido pierde todos los acuerdos comerciales que tenía con terceros países. Asimismo, el Reino Unido tiene serios problemas para gestionar adecuadamente los controles en frontera.

Impacto del brexit sobre los flujos de turistas británicos hacia España
Millones de visitas

Análisis del impacto del Brexit
Nota: Acumulado de 12 meses. Fuente: CaixaBank Research, a partir de datos de ONS UK.

Por tanto, el impacto del brexit sobre el sector turístico dependerá, en gran parte, del tipo de relación comercial que se establezca entre el Reino Unido y la UE. No obstante, la sensibilidad del turismo británico en cada uno de estos escenarios puede amplificarse o reducirse en función de ciertas disposiciones institucionales que terminen acordándose, dado que pueden generar pérdidas de competitividad para el sector turístico europeo. Entre estas disposiciones, destaca el acceso del Reino Unido al espacio aéreo común europeo8, dado que sin él es probable que los precios de los vuelos entre el Reino Unido y el continente aumenten (ante la menor competencia). Asimismo, si no se alcanza un brexit suave, podrían introducirse medidas especialmente costosas para los turistas británicos, como la pérdida de cobertura sanitaria gratuita en la Unión y restricciones a su movilidad (incluyendo controles fronterizos y requisitos de visado para viajar a la UE).

  • 8. El mercado común para los servicios aéreos permite a cualquier compañía aérea de un país de la UE a operar en cualquier ruta dentro de la UE y establecer las tarifas que considere. Si el Reino Unido pierde acceso a dicho espacio común, las aerolíneas británicas serían tratadas como operadores de un tercer país y sus licencias, certificados y registros ya no serían válidos en la UE.
El impacto para el turismo

El impacto del brexit sobre el sector turístico español dependerá en gran parte de las relaciones comerciales que se establezcan entre el Reino Unido y la UE. A corto plazo, es de esperar que el dinamismo del turismo británico sea menor que en los años previos al referéndum

En definitiva, el impacto estimado del brexit en la demanda turística británica oscila considerablemente en función del escenario y de las hipótesis contempladas, lo que muestra el elevado grado de incertidumbre que rodea el proceso de salida del Reino Unido de la UE y sus posibles implicaciones económicas. En este sentido, un acuerdo entre ambas partes que minimice la incertidumbre y garantice una transición ordenada hacia un nuevo modelo de relaciones comerciales sin barreras innecesarias conseguiría mitigar buena parte del impacto. Con todo, durante los próximos meses, es probable que la niebla del brexit mantenga el ritmo de actividad económica en el Reino Unido contenido y a la libra británica, volátil. Y, en este contexto, es de esperar que el turismo británico siga resintiéndose de los efectos del brexit y que mantenga un menor dinamismo que el observado en los años previos al referéndum.

Etiquetas
Turismo
Brexit
España
Reino Unido