Comercio minorista

El papel del comercio minorista en la economía española

El sector del comercio minorista desempeña un papel muy relevante en una economía eminentemente de servicios como la española, con un mayor peso respecto a otras economías europeas en términos de actividad, empleo y número de empresas. Se trata de un sector empresarialmente atomizado, con fuerte presencia de pymes y micropymes, y especialmente intensivo en empleo. Además, su presencia está ampliamente extendida a lo largo y ancho de nuestra geografía. Todo ello le concede cierto papel cohesionador, tanto desde el punto de vista social como territorial, dentro de la economía española.

Contenido disponible en
Pedro Álvarez Ondina
p 7
La importancia del sector para la economía española

El comercio minorista representa el 4,2% del VAB,1  lo que le convierte en una actividad muy relevante para la economía española y que ha venido creciendo con fuerza en los últimos años (+3,2% anual promedio entre 2014 y 2018). Además, su importancia es algo mayor que en otras economías europeas con una estructura económica similar (3,9% en Alemania y en Francia, y 3,5% en Italia) y también frente a la media de la UE (3,9%).

  • 1. Último dato disponible de 2018.
La importancia relativa del sector minorista

Desglose por sectores del VAB español

Última actualización: 06 julio 2021 - 14:35

Peso del sector minorista en economías europeas

Última actualización: 21 junio 2021 - 09:17

Se trata de un sector especialmente intensivo en empleo: en España dio trabajo a 1,7 millones de personas en 2018, es decir, a un 9% del total de empleados, más del doble de lo que aporta al VAB. De nuevo, la proporción de ocupados en el sector sobre el conjunto de empleados del país es superior a la de las principales economías de la región (entre el 8,7%y el 8,1% en el caso de Alemania, Francia e Italia) y también se encuentra por encima de la media de la UE (8,4%). Además, es un sector generador de oportunidades para el emprendimiento femenino: más del 50% de las empresas con personalidad física del sector están lideradas por mujeres. 

Sin embargo, se observa un proceso gradual de reducción de las oportunidades de empleo en los últimos años, debido a la progresiva penetración del comercio on-line y a los efectos duraderos de la pasada crisis: desde la recesión de 2008, el sector ha destruido un 5% de los puestos de trabajo en España, el doble de lo que se ha destruido en el conjunto de la economía en ese mismo periodo.

El comercio minorista español es un sector empresarialmente atomizado. Se componía de casi 436.000 empresas a finales de 2020, en torno al 13% del tejido empresarial español. Cada empresa del sector tiene 1,3 establecimientos de media, lo que representa algo más de 550.300 establecimientos. Estas cifras han ido cayendo de forma recurrente en los últimos años: desde 2010, el número de empresas ha descendido un 14% acumulado y el número de establecimientos, un 11%. Esto sugiere que la pasada crisis financiera de 2008 provocó en mayor medida una concentración empresarial en el sector que el cierre o la desaparición de locales físicos.

En este sentido, el tamaño empresarial del sector está convergiendo hacia la media europea (supone en torno al 14% del tejido empresarial europeo) y de países más similares al nuestro (13% en Alemania, 15% en Francia y 16% en Italia). El dato anual disponible para 2020, a pesar del impacto de la crisis sanitaria por la COVID-19, no recoge una especial destrucción del tejido empresarial minorista español. No cabe duda de que las ayudas puestas en marcha para paliar el impacto de las restricciones de movilidad y actividad (en forma de líneas de crédito avaladas, rebajas fiscales y para el alquiler de locales, así como la figura de los ERTE) han permitido que la sangría fuera mucho menor para un sector muy golpeado por las restricciones (especialmente los subsectores de textil y moda, entretenimiento y ocio). 

Cabe señalar que la industria minorista española está dominada por los establecimientos de alimentación, bebida y tabaco (21% del total de empresas del sector), seguida de tiendas de artículos de uso doméstico (15%, donde se incluye ropa, muebles y electrodomésticos, entre otros) y, por último, de los establecimientos no especializados (12%).

Tejido empresarial por subsectores minoristas

Número de empresas del sector minorista

Última actualización: 22 junio 2021 - 11:50

Número de empresas del sector minorista

Última actualización: 22 junio 2021 - 13:46
El comercio minorista español es un sector empresarialmente atomizado

Se componía de casi 436.000 empresas a finales de 2020, en torno al 13% del tejido empresarial español.

En términos del número de empleados, el tejido empresarial del sector minorista se compone, básicamente, de empresas sin trabajadores asalariados y de micropymes. Según la Estadística estructural de empresas que realiza el INE de forma anual, la mitad de las empresas del sector no cuenta con personal asalariado; mientras que un 48% del total tiene una plantilla de entre 1 y 10 trabajadores remunerados. No obstante, cabe señalar que, en términos de la cifra de negocios, las empresas grandes del sector (250 ocupados o más) son las que concentran la mayor proporción de la facturación del conjunto del sector minorista (35% del total). En los últimos años, en los que el número de empresas se ha ido reduciendo de forma progresiva, las mayores caídas se han concentrado en las empresas con menos de 20 trabajadores, mientras que el número de empresas con más de 1.000 trabajadores ha aumentado un 10% desde 2008.

Un sector dominado por las micropymes

Principales magnitudes según el número de asalariados

Última actualización: 21 junio 2021 - 09:25
Un sector presente en todo el territorio nacional

Importancia del sector minorista por comunidad autónoma

Última actualización: 21 junio 2021 - 09:26
Andalucía es la región que concentra un mayor número de establecimientos (18% del total),

Madrid acumula la mayor parte de la facturación nacional del sector (26%) y Cataluña recoge la mayor parte del personal ocupado (18% del total).

El sector minorista está muy presente en todo el territorio. La comparativa a nivel regional destaca tres comunidades autónomas por encima del resto: Andalucía, Cataluña y Madrid. Andalucía es la región que concentra un mayor número de establecimientos (18% del total), Madrid acumula la mayor parte de la facturación nacional del sector (26%) y Cataluña recoge la mayor parte del personal ocupado (18% del total). 

No obstante, la situación cambia significativamente si se tiene en cuenta la relevancia del sector en cada región, medida por la proporción de empresas minoristas sobre el tejido empresarial en cada una de ellas. De esta manera, se observa que la presencia del comercio minorista entre regiones es bastante más homogénea, por lo que se puede decir que está muy extendido por el país. En este caso, la relevancia del sector es mayor en Extremadura (18% de su tejido empresarial), Andalucía (17%) y Castilla-La Mancha (16%), además de Ceuta y Melilla (por encima del 25%). Por su parte, Madrid (9,6% del tejido empresarial regional), Baleares (11%) y Cataluña (11,3%) serían las regiones donde el sector tiene menor relevancia dentro de su tejido empresarial.

Pedro Álvarez Ondina
Etiquetas
España