El PIB chino creció un 4,0% en el 4T, entre los efectos de la variante ómicron y del parón inmobiliario

El PIB de China creció un 1,6% en el 4T 2021 respecto al 3T 2021, lo que es la tasa intertrimestral más elevada de este año (en el 2T la economía china creció un 1,3% con respecto al 1T). Sin embargo, el dato interanual del 4,0% es inferior al 4,9% registrado en el 3T, cuando la economía se vio afectada por la variante delta y por severos cuellos de botella, que habían llevado a cierres de puertos y a interrupciones de producción. En los últimos meses, se mantuvo el impacto de la política COVID cero, con una serie de confinamientos en grandes ciudades para contener brotes identificados por las autoridades de salud, y se intensificó la crisis en el sector inmobiliario, con el colapso inminente de algunos de los mayores promotores que incluyen, entre otros, a Evergrande, ya en default formal.

Content available in
Notas breves sobre China
Dato
  • El PIB de China creció un 4,0% interanual en el 4T 2021 (4,9% en el 3T). La tasa de variación intertrimestral del 4T se situó en el 1,6% (0,7% en el 3T, revisado al alza). El dato queda por encima de la previsión de consenso de Bloomberg (3,3%) y por debajo de la previsión de CaixaBank Research (4,2%). Los indicadores de actividad disponibles para el mes de diciembre señalan una clara desaceleración del gigante asiático. En el conjunto del año, el PIB de China creció un 8,1% interanual.
Valoración
  • El PIB de China creció un 1,6% en el 4T 2021 respecto al 3T 2021, lo que es la tasa intertrimestral más elevada de este año (en el 2T la economía china creció un 1,3% con respecto al 1T). Sin embargo, el dato interanual del 4,0% es inferior al 4,9% registrado en el 3T, cuando la economía se vio afectada por la variante delta y por severos cuellos de botella, que habían llevado a cierres de puertos y a interrupciones de producción. En los últimos meses, se mantuvo el impacto de la política COVID cero, con una serie de confinamientos en grandes ciudades para contener brotes identificados por las autoridades de salud, y se intensificó la crisis en el sector inmobiliario, con el colapso inminente de algunos de los mayores promotores que incluyen, entre otros, a Evergrande, ya en default formal. 1
  • Los datos de actividad de diciembre apuntan a una mayor deceleración de la economía china. La producción industrial subió un 4,3% interanual, un dato mejor de lo observado en los meses de octubre y noviembre (3,5% y 3,8%, respectivamente), pero inferior a lo observado a lo largo del 3T (4,9%). Por otro lado, las ventas minoristas subieron un 1,7% interanual, una cifra sustancialmente inferior a lo observado en los meses anteriores (4,9% y 3,9% en octubre y noviembre, respectivamente), lo que señala la debilidad del consumo. En esta misma línea, la inversión en activos fijos en zonas urbanas fue decelerando a lo largo del año: en el acumulado de 2021, subió un 4,9% respecto a 2020, menos del 7,3% registrado hasta el 3T (12,6% en la primera mitad del año). Con la excepción del año 2020, se trata de un mínimo histórico (como referencia, el promedio 2000-2019 fue del 18,6%), que señala bien la debilidad del motor de la inversión. Finalmente, la producción de electricidad ha caído un 0,6% con respecto a diciembre de 2020, lo que representa la primera caida interanual de la serie este año.
  • La evolución de nuestro indicador de actividad, que estima la evolución de la economía a través de indicadores relacionados de forma directa con la actividad económica del país, como la producción eléctrica, las ventas de coches o el tráfico de mercancías, sugiere también alguna ralentización de la actividad en el 4T, tal y como indican los datos oficiales.
  • En este sentido, el Banco Central de China (PBoC, por sus siglas en inglés) ha anunciado nuevas medidas expansivas. Asimismo, el PBoC recortó en 10 p. b. dos de los tipos de interés clave para la liquidez del mercado, el tipo repo inverso a 7 días (de 2,20% a 2,10%) y el tipo MLF a 1 año (de 2,95% a 2,85%). Estos recortes se añaden a los ya anunciados en diciembre en la ratio de requerimiento de reservas (en 50 p. b.) y del tipo de referencia para préstamos a corto plazo (la LPR a 1 año en 5 p. b.) La debilidad de la economía china y las perspectivas de baja inflación (se situó en el 1,5% en diciembre) señalan que el PBoC se mantendrá activo a lo largo de los próximos meses. En este sentido, hay que recordar que China venía presentando hasta ahora unas condiciones financieras más restrictivas que otras grandes economías (en particular, en el contexto de desapalancamiento de empresas más endeudadas en sectores clave de la economía) y todavía queda espacio para más estímulos, monetarios y fiscales.
  • Tras la publicación de estos datos, la previsión de crecimiento de la economía china en 2022, en torno al 5%, presenta riesgos a la baja.
  • 1. Las discrepancias entre el dato interanual y el intertrimestral se deben a revisiones por parte del Gobierno chino en las variaciones intertrimestrales y a la dificultad en el ajuste estacional que se realiza en el dato intertrimestral.

China: PIB

Last actualization: 17 January 2022 - 14:34
Etiquetas