El avance del IPC estadounidense se mantuvo en cotas elevadas, lo que aumentó los riesgos inflacionistas

Tras la ligera moderación del mes pasado, nuevamente, la inflación estadounidense ascendió en septiembre, y lo hizo por encima de lo previsto. Más allá del fuerte aumento en el precio de los alimentos y de la energía (componentes muy volátiles), preocupa el incremento en componentes más estables, como los alquileres.

Content available in
Notas breves sobre Estados Unidos
Dato
  • El IPC general de EE. UU. avanzó un 5,4% interanual en septiembre, ligeramente por encima del mes anterior (+0,1 p. p.) y por encima de las previsiones de CaixaBank Research.
  • La inflación subyacente se mantuvo en el 4,0%, por encima también de lo esperado.
  • En términos intermensuales (con la serie ajustada estacionalmente), el IPC general avanzó un sólido 0,4%, mientras que el subyacente creció un 0,2% (ambos por encima de los avances registrados en agosto).
Valoración
  • Tras la ligera moderación del mes pasado, nuevamente, la inflación estadounidense ascendió en septiembre, y lo hizo por encima de lo previsto. Más allá del fuerte aumento en el precio de los alimentos y de la energía (componentes muy volátiles), preocupa el incremento en componentes más estables, como los alquileres. En nuestro escenario central, seguimos proyectando una inflación todavía elevada en el tramo final de 2021, y una gradual moderación a lo largo de 2022 (más acentuada a partir del 2T 2022). No obstante, los riesgos de que la inflación se mantenga en niveles elevados durante un periodo más largo de tiempo se han acentuado.
  • El dato de septiembre se ha situado por encima de lo previsto por CaixaBank Research. En concreto, la inflación general se situó en el 5,4% (frente al 5,0% que estimábamos). Por su parte, la inflación subyacente se mantuvo en el 4,0% (frente al 3,9% estimado). En términos intermensuales y ajustado estacionalmente, el crecimiento de precios aumentó respecto al mes pasado. El índice general avanzó un 0,4% (0,3% en agosto) y el subyacente un 0,2% (vs. 0,1%).
  • Por componentes, destacaron los aumentos en los componentes no subyacentes, como los alimentos y los precios energéticos, aupados, estos últimos, por las elevadas cotizaciones en el precio del petróleo y del gas. Ello apoyó el fuerte avance del índice general (+0,4% intermensual). Por su parte, aunque pudiera parecer que el ascenso del índice subyacente fue mucho más moderado (+0,2%), preocupa el fuerte incremento en componentes subyacentes, en general, más estables y que además representan un elevado porcentaje de la cesta de consumo, como son los alquileres y los alquileres imputados.
  • Tras el dato de septiembre, y ante las presiones que empiezan a notarse en los salarios y la persistencia en los retrasos de los suministros, podríamos alterar significativamente nuestras previsiones, que actualmente sitúan la inflación general en el 4,2% en el promedio de 2021 y en el 2,3% en 2022.
  • Los mercados han respondido al dato de inflación con leves caídas en los índices bursátiles, un comportamiento que se veía moderado a lo largo de la sesión por las noticias positivas de los primeros resultados empresariales. Por su parte, la rentabilidad de la deuda soberana ascendía en el tramo corto de la curva (el bono a 2 años se cotizaba en máximos desde el inicio de la pandemia), mientras que el dólar se mantenía sin cambios (por debajo del nivel de 1,16 en su cruce con el euro).
  • Con respecto a la política monetaria, esperamos que el nuevo ascenso de la inflación en septiembre fortalezca el ala del FOMC que está a favor de iniciar la retirada gradual de algunos de los estímulos monetarios. El primer paso probablemente será el anuncio del plan de ruta del tapering (reducción de compras netas de activos) en los próximos meses, con vistas a finalizar las compras netas a mediados del año que viene.

EE. UU.: inflación IPC

Last actualization: 11 November 2021 - 08:26