La inflación atenúa su caída hasta el -0,4%, ante una fuerte subida de los precios de la electricidad

El IPC registró una variación interanual del -0,4% en septiembre (-0,5% en agosto).

nota breve españa
Dato
  • El IPC registró una variación interanual del -0,4% en septiembre (-0,5% en agosto).
  • La inflación subyacente se mantuvo en el 0,4% en septiembre.
  • La variación intermensual del IPC fue del 0,2% (0,0% en septiembre 2019).
Valoración
  • La inflación se situó en el -0,4% en septiembre, coincidiendo con el dato adelantado por el INE el pasado 30 de septiembre,  1 décima más que en agosto. La inflación subyacente (general sin energía y alimentos frescos) se mantuvo en el 0,4%. La subida de los precios de la electricidad explica en buena parte que el dato de la inflación general fuera 3 décimas superior a la previsión de CaixaBank Research (-0,7%).
  • Los componentes subyacentes tuvieron una contribución muy moderada a la dinámica de la inflación en este mes de septiembre, a diferencia de lo observado en meses anteriores. La inflación de servicios se estabilizó en torno al 0,3%, con una variación intermensual del -0,5% frente al –0,6% de septiembre de 2019. El descenso de los precios de los servicios se concentró en los precios de ocio y cultura, que cayeron un 2,1% intermensual. En particular,  destacaron los descensos en los precios de los paquetes turísticos (-11,7%), y de los servicios de alojamiento (-4,6%), dos de los componentes que más han contribuido a este descenso. La inflación de bienes industriales evolucionó en sentido descendente al situarse en el 0,2%, una décima menos que en agosto. También la inflación de alimentos elaborados volvió a bajar y se situó en el 1,1%, acumulando ya un descenso de nueve décimas desde mayo, cuando se situaba en el 2%.
  • Los componentes no subyacentes tuvieron una contribución muy significativa a los cambios observados este mes de septiembre. Los precios de la electricidad subieron un 3,9% respecto a agosto, un comportamiento bien distinto de lo sucedido en el año anterior (con una variación intermensual del -2,1%), lo que situó la variación interanual de los precios de la electricidad en el -0,1% (-5,9% en agosto, -17% en mayo), o sea casi inalterados frente al año anterior. Esta dinámica confirmó la tendencia observada en los últimos meses y supuso una contribución muy significativa de la electricidad (136%) a la subida del IPC registrada en septiembre. Los carburantes cayeron un 12,3% interanual con un descenso del 1,2% respecto a agosto y han contribuido en sentido bajista a la evolución del IPC. Por su parte, los precios de alimentos no elaborados repuntaron en septiembre, con una inflación del 3,5% (recordemos que habían repuntado hasta el 6,9% en mayo seguido de un descenso progresivo hasta el 3,1% en agosto), y contribuyeron también a la subida del IPC (contribución del 33%).
  • El INE establece un grupo de bienes COVID-19 (que incluye alimentación, bebidas, tabaco, limpieza del hogar, comida para animales y cuidado personal) que subieron un 1,8% interanual en septiembre, afianzando su estabilización con una ligera subida del precio de los alimentos no elaborados. También destacó la moderación de los precios de bienes no duraderos para el hogar y de productos médicos. El grupo de servicios COVID-19 (alquiler de vivienda y garaje, distribución de agua, alcantarillado, recogida de basuras, gastos comunitarios, electricidad, gas, gasóleo para calefacción, servicios de telefonía, música y televisión en streaming, seguros, comisiones bancarias y servicios funerarios) cayó un 1,1% interanual (-2,1% en agosto, -4,4% en abril) y, al no incluir los servicios relacionados con el turismo, siguió la dinámica alcista observada en los precios de la electricidad.
  • Es de esperar que el efecto neto de la COVID-19 acabe siendo moderadamente deflacionista, por la debilidad de la demanda interna, acentuada en gran medida por la incertidumbre relacionada con los efectos de la segunda ola de la pandemia y los cambios provocados por las restricciones de movilidad y de actividad económica, Con todo,  la senda de recuperación de los precios energéticos será un factor importante de compensación.
  • La publicación del dato está en línea con nuestra previsión de inflación para el conjunto de 2020 del -0,2%.
Etiquetas