El BCE, sin cambios hasta junio

Tras la reunión del Consejo de Gobierno (CG) celebrada hoy, el BCE no ha modificado ni los tipos de interés oficiales ni los programas desplegados tras la crisis de la COVID-19. Considera que el escenario económico y las condiciones financieras se mantienen en línea con el escenario previsto en la reunión de marzo, y reiteró que mantendrá el ritmo de compras dentro del PEPP durante el 2T a un ritmo “significativamente superior” al del trimestre anterior.

Contingut disponible en
bce
Puntos clave de la reunión del 22 de abril de 2021
  • Tras la reunión del Consejo de Gobierno (CG) celebrada hoy, el BCE no ha modificado ni los tipos de interés oficiales ni los programas desplegados tras la crisis de la COVID-19. Considera que el escenario económico y las condiciones financieras se mantienen en línea con el escenario previsto en la reunión de marzo, y reiteró que mantendrá el ritmo de compras dentro del PEPP durante el 2T a un ritmo “significativamente superior” al del trimestre anterior.
  • En junio, con la nueva lectura del escenario económico sí que puede haber algún ajuste en las herramientas del banco central. En particular, el PEPP centrará la atención del debate en el CG, pues diversos miembros ya han sugerido que a partir del 3T se debe desacelerar el ritmo de compras.
  • En cualquier caso, Christine Lagarde ha asegurado que las perspectivas de inflación a medio y largo plazo continuarán requiriendo una política monetaria muy acomodaticia para alcanzar el objetivo del BCE (inflación por debajo, pero cerca, del 2%). Así creemos que los tipos de interés se mantendrán en niveles mínimos y que la presencia del BCE en los mercados de deuda se mantendrá durante bastantes años.
Los detalles del escenario económico y financiero
  • El escenario económico con el que trabaja el BCE se mantiene sin cambios con respecto al de marzo. En base a indicadores de alta frecuencia, estiman que muy posiblemente el dato del PIB del 1T mostrará una contracción que se podría ver compensada por un mayor crecimiento en el próximo trimestre. Proyectan que durante 2021 habrá un firme rebote de la actividad de la mano de la vacunación, los estímulos fiscales y las condiciones financieras favorables. En cuanto a los riesgos, consideran que en el corto plazo continúa pesando la amenaza de la pandemia (con eventuales problemas en el ritmo de vacunación o mutaciones del virus) mientras que, en el medio plazo, los riesgos están más equilibrados.
  • En cuanto a la inflación, el CG mirará más allá del rebote que se observará durante 2021, pues se debe a factores temporales y técnicos. Considera que, en el medio plazo, las presiones inflacionistas continuaran siendo contenidas debido a los moderados aumentos de los salarios y a la apreciación del euro. En adelante, el BCE espera que, de la mano de una política monetaria acomodaticia, se reduzca la holgura del mercado laboral y la inflación pueda converger hacia el objetivo del banco central. En este sentido, las expectativas de inflación a largo plazo continúan emplazadas en niveles bajos a pesar del repunte experimentado desde principios de año.
  • Como es habitual, Lagarde insistió en que la política fiscal debe tener un rol clave en la recuperación económica y animó a los estados miembro a acelerar los pasos para que el paquete de medidas del NGEU se pueda desplegar cuánto antes.
  • En cuanto a las condiciones financieras, estas se mantienen estables en la eurozona desde la última reunión, en la que el BCE decidió acelerar “significativamente” el ritmo de compras netas del PEPP para prevenir un tensionamiento de estas. Por ello, el BCE ha anunciado que mantendrá este ritmo al menos hasta la próxima reunión en junio, cuando reevaluará el escenario y actualizará el cuadro macroeconómico.
  • Como esperábamos, Christine Lagarde no ofreció mucha información (o no muy distinta de la que ofreció en la anterior reunión) sobre las compras del PEPP. Fue necesario esperar a las preguntas de los periodistas para obtener alguna orientación sobre el futuro de este programa:
    • El aumento “significativo”: El consenso de analistas entiende que el aumento que se ha observado desde marzo ha sido más bien moderado, pero Lagarde aseguró que el ritmo actual es el adecuado y coherente con el anuncio de marzo. Asimismo, recomendó que para analizar este aumento se siguieran los datos mensuales en lugar de los semanales, puesto que allí sí se observará la aceleración significativa.
    • Reducción del PEPP: Según Lagarde, en la reunión del CG no se ha discutido la posibilidad de reducir las compras del PEPP, aunque algunos de sus miembros hayan manifestado públicamente su opinión en esa dirección. Lagarde, por su parte, ha utilizado una metáfora para sugerir que las compras del PEPP deberán estar presentes durante bastante tiempo. Ha asemejado la actuación del BCE durante la crisis a un puente que ayuda a las economías de la eurozona a cruzar las consecuencias adversas de la pandemia hasta que estas se encuentren en terreno “sólido”.
  • Por último, sobre la revisión estratégica, Lagarde ha anunciado que se publicarán sus conclusiones a no más tardar durante el otoño de este año, aunque no ha ofrecido más información al respecto.
Tipos de interés oficiales
  • El tipo de interés de la facilidad de depósito se mantiene en el –0,50%, el tipo refi en el 0,00% y el tipo de interés de la facilidad marginal de crédito en el 0,25%. Además, el BCE espera mantenerlos en los niveles actuales (o inferiores) hasta que la inflación de señales de converger a su objetivo.
Reacción de los mercados

La reunión del BCE transcurrió sin grandes sobresaltos en los mercados financieros debido a la falta de sorpresas tanto en el comunicado como en la rueda de prensa posterior. Así, los principales índices bursátiles de la eurozona mantuvieron la tendencia alcista que arrastraban desde el inicio de la sesión, mientras que los tipos de interés sobre la deuda soberana sí que deshicieron parte del recorrido alcista que registraron desde la mañana y se situaron en un nivel similar al de apertura. El euro, por su parte, se mantuvo estable algo por encima de los 1,20 dólares.