El BCE se compromete con los 50 puntos básicos

El BCE subió sus tipos de interés oficiales en 50 p. b. en la reunión de febrero y, además, dijo sin tapujos que quiere volver a incrementarlos en 50 p. b. en marzo. Lejos de ser una sorpresa, la decisión fue acorde con lo que el BCE ya había avisado en diciembre, estuvo respaldada por un “acuerdo general” entre los miembros del Consejo de Gobierno (CG) y, según señalaron, refleja la necesidad de luchar contra una inflación indeseablemente elevada. El CG ve una actividad económica más resiliente de lo previsto y valora positivamente que la inflación se haya desacelerado en los últimos meses. Estos ingredientes apoyan una mejora en la visión del escenario del BCE (es más, considera que han disminuido los riesgos negativos y que las perspectivas sobre crecimiento e inflación son más equilibradas), pero el tono general del CG sigue siendo poco optimista.

Milloren les perspectives per a l’economia espanyola

Desgranem els principals factors que dominaran l’escenari macroeconòmic els propers mesos i actualitzem les nostres previsions. El 2023 esperem que el PIB creixi un 1,3% i que la taxa d’inflació, encara elevada, sigui del 4,2% de mitjana anual. L’ocupació continuarà creixent, tot i  que a taxes més modestes, i esperem que el mercat immobiliari s’alenteixi al llarg de l’any, sense correccions brusques. El dèficit públic es mantindrà al voltant del 4% del PIB, el mateix nivell que projectem per al 2022.