La inflación de la eurozona continúa subiendo

La inflación en la eurozona aumentó en 0,4 p. p. en mayo, hasta situarse en el 2,0%, de la mano del componente energético, cuya variación interanual ha sido del +13,1%. Esta elevada tasa no ha sido una sorpresa, pues el precio del barril de Brent (altamente correlacionado con el componente energético) se situaba a estas alturas del año pasado en los 30 dólares, mientras que ahora fluctúa alrededor de los 70. De cara a los próximos meses, creemos que este elemento continuará presionando al alza la inflación general.

Content available in
Notas Breves Europa
Dato
  • La variación interanual del índice de precios de consumo armonizado (IPCA) se situó en el +2,0% en mayo, un registro 0,4 p. p. superior al del mes anterior. Como anticipábamos, este repunte se debió, principalmente, al empuje del componente energético, cuya variación interanual fue de +13,1% (+10,4% en el mes anterior).
  • La inflación subyacente, por su parte, aumentó 0,2 p. p. hasta el 0,9% por una subida tanto de los precios de los servicios como de los bienes industriales.
Valoración
  • La inflación en la eurozona aumentó en 0,4 p. p. en mayo, hasta situarse en el 2,0%, de la mano del componente energético, cuya variación interanual ha sido del +13,1%. Esta elevada tasa no ha sido una sorpresa, pues el precio del barril de Brent (altamente correlacionado con el componente energético) se situaba a estas alturas del año pasado en los 30 dólares, mientras que ahora fluctúa alrededor de los 70. De cara a los próximos meses, creemos que este elemento continuará presionando al alza la inflación general.
  • La inflación subyacente, por su parte, escaló hasta el 0,9%, impulsada tanto por el precio de los servicios como de los bienes industriales (+0,2 y +0,3 p. p. respecto al dato del mes anterior, respectivamente). Este último componente podría ser, a priori, de los más vulnerables a los cuellos de botella responsables de retrasos en los plazos de entrega de las mercancías y a la escasez de algunos materiales intermedios que se están detectando en la industria global y europea y que están aumentando los costes de producción. Por ello, es razonable pensar que el aumento de 0,3 p. p. podría entrañar algo de este elemento y que en los próximos podría ir a más. En cualquier caso, deberemos esperar al dato definitivo, que se publica a mediados de mes, para tener una imagen más clara de lo sucedido en el mes de mayo.
  • Asimismo, en los próximos meses tanto la inflación subyacente como la general podrían registrar niveles más elevados, debido a los efectos de base de la rebaja temporal del IVA en Alemania entre julio y diciembre de 2020. En la segunda mitad de este año, la inflación subyacente podría situarse por encima del 1,5%, aunque, a partir de enero de 2022, volvería a niveles más contenidos.
  • Con todo, los factores que están empujando la inflación al alza son principalmente de naturaleza transitoria, por lo que no creemos que fuercen al BCE a retirar los estímulos monetarios antes de lo esperado. De hecho, en las intervenciones de diversos miembros del Consejo de Gobierno se ha remarcado la necesidad de que la política monetaria continúe siendo muy acomodaticia para conseguir acercar la inflación hacia su objetivo a medio plazo (por debajo, pero cerca del 2%).
  • Por este motivo, y por el hecho de que el consenso de analistas ya esperaba un aumento de la inflación en mayo de esta magnitud, el dato ha pasado desapercibido en los mercados financieros. La sesión de hoy ha arrancado con alzas generalizadas en las principales bolsas europeas y con el euro y los tipos de interés soberanos europeos muy planos.

Eurozona: IPCA

Last actualization: 31 August 2021 - 13:31