NGEU: los planes de actuación en el ámbito digital en algunos de los principales sectores de la economía española

Contenido disponible en
NGEU y bandera de la UE

En el presente artículo, repasamos las principales actuaciones que prevé el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia en el ámbito de la digitalización en tres sectores de interés de la economía española: el sector turístico, el industrial y el agroalimentario.1

  • 1. En el 2019, el conjunto de estos tres sectores representaron cerca del 29% del PIB.
1. Sector turístico

El Plan contempla inversiones en el ámbito de la digitalización para atraer a un turista cada vez más digitalizado, mejorar la gestión de los flujos turísticos e impulsar la competitividad de las empresas del sector.

El Plan moviliza fondos del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia (MRR) por valor de 3.400 millones de euros en el sector, de los cuales planea destinar un 15,4% a inversiones en materia de digitalización. Es decir, unos 540 millones de euros en el periodo entre 2021 y 2023. Para dilucidar si es una magnitud elevada, hay que compararla con la inversión que realiza de manera habitual el sector en digitalización. Para ello, realizamos una aproximación mediante el uso de la base de datos de EUKLEMS, que proporciona información por sectores acerca de inversiones en distintos ámbitos, entre ellos algunos relacionados con la apuesta digital.2

Pues bien, obtenemos que el monto total considerado en el Plan supone alrededor de un 25% de la inversión anual del sector en el promedio de los años 2014 y 2015. Si repartimos de manera uniforme el esfuerzo entre tres años, se trata de un aumento del 8,3% por año. Este aumento es notable si consideramos que entre 1996 y 2015 el incremento anual promedio en inversiones de este tipo en el sector fue del 7,2%.

Si entramos en el detalle del tipo de inversiones contempladas, estas se pueden desgranar en tres líneas:

1) Plan de Sostenibilidad Turística en destino: el objetivo es mejorar la experiencia turística del cliente mediante aplicaciones digitales (webs, apps), desarrollar y gestionar infraestructuras en materia de conectividad (fibra óptica, redes wifi municipales, 5G), desarrollar instrumentos de inteligencia artificial (IA) y big data (gestión de reputación online, gestión de flujos, etc.) y actuar sobre las empresas proveedoras de servicios turísticos en destino (mejorar formación y ofrecer asesoramiento en materia digital).

2) Plan de Transformación Digital de destinos turísticos: se plantea crear una plataforma que dote de interoperabilidad a la oferta de servicios turísticos públicos y privados, y crear el Sistema de Integración Turística (SIT), un entorno de acceso a la información de oferta y demanda que ofrezca herramientas de análisis y de interacción con el turista.

3) Plan de Transformación Digital de Empresas de la cadena de valor turística a través de la inteligencia artificial y otras tecnologías habilitadoras: este último capítulo prevé la creación de una base de datos sectorial, para potenciar el uso del big data y de la IA en el sector, así como generar un entorno colaborativo público-privado para generar una especie de app-store dirigido a las empresas del sector. Finalmente, se ofrecerá financiamiento para procesos de innovación, especialmente en pymes.

Si bien las actuaciones consideradas van en la buena línea, el Plan no ofrece demasiados detalles acerca de los mecanismos con tal de facilitar el proceso de modernización y digitalización de las pymes.

  • 2. Para aproximar la inversión en digitalización, agregaremos las categorías de Software y bases de datos, Investigación y desarrollo, Ordenadores y Equipos de telecomunicación. Asimismo, aproximamos el sector turístico mediante el uso de los sectores CNAE I y R (Hostelería y Actividades artísticas, recreativas y espectáculos).
2. Sector industrial

El objetivo es impulsar la modernización y la productividad del ecosistema industrial mediante la digitalización de la cadena de valor. Se prevé movilizar fondos del MRR por valor de 3.781,5 millones de euros, de los cuales se planea destinar un 25% a inversiones en materia de digitalización (unos 950 millones de euros) entre 2021 y 2023. Cuando aproximamos las inversiones en digitalización del sector mediante la base de datos EUKLEMS, la inversión considerada supone un 16% de la inversión anual del sector en el promedio de los años 2014 y 2015. Repartida de manera uniforme entre tres años, se trata de un aumento del 5,4% por año, una tasa significativa dado que el crecimiento promedio de este tipo de inversiones en el sector fue del 4,0% entre 1996 y 2015.

Las inversiones consideradas se pueden distinguir en dos ejes:

1) Promoción de espacios de datos sectoriales: impulsar la creación de grandes espacios de datos sectoriales que sirvan de base para la digitalización o ser explotados mediante herramientas de análisis. Se prevé financiar proyectos piloto para explorar las posibilidades de intercambio de datos.

2) Inversiones en el ámbito de la economía circular: financiar la adopción de tecnologías digitales orientadas a la gestión medioambiental.

Hay un tercer eje, muy importante, que se desarrolla en torno a la nueva figura de colaboración público-privada, los PERTE, pensados para impulsar proyectos con una elevada capacidad de arrastre, que también contiene elementos de inversión en digitalización. Con todo, las actuaciones que se realizarán en este tercer eje todavía se tienen que concretar.

3. Sector agroalimentario y pesquero

El foco del Plan es responder a los retos que están erosionando la competitividad del sector. Entre otros, se menciona el retraso en la incorporación de tecnologías digitales. Para hacer frente a este retraso, se destina un 7% de los fondos del MRR dirigidos al sector (1.051 millones de euros) a inversiones en digitalización, lo que representa unos 74 millones de euros a distribuir entre 2021 y 2023.

Si bien la cantidad en valor absoluto puede parecer pequeña, la cantidad contemplada en el Plan supone un 90% de la inversión anual del sector en el promedio de los años 2014 y 2015. Se trata de una cantidad muy relevante que puede suponer un paso importante en la digitalización del sector y que se sitúa a la cola de los sectores económicos en este ámbito según el Índice CaixaBank de Digitalización Sectorial 2020.3

Entrando en algo de detalle de las inversiones, podemos distinguir entre actuaciones dirigidas al sector agroalimentario y otras más específicas del pesquero:

1) Por el lado del sector de la agroalimentación, se abre una línea de préstamos participativos a través de la Empresa Nacional de Innovación S. A. (ENISA) para pymes agroalimentarias y del sector rural que presenten proyectos innovadores y digitales. Asimismo, se plantea crear un hub de innovación digital para facilitar a las empresas la adopción de las nuevas tecnologías y crear un observatorio para realizar un seguimiento de todo el proceso de digitalización del sector.

2) Por el lado del sector pesquero, se contempla una batería de medidas entre las que destacan las ayudas para la digitalización de la flota pesquera y de los servicios de vigilancia pesquera e inversiones para modernizar la Red de Reservas Marinas de Interés Pesquero.

En definitiva, el Plan contempla inversiones digitales notables en los tres sectores considerados. Si bien los ámbitos de acción parecen adecuados, su impacto dependerá de la calidad de las inversiones que se realicen. En este sentido, la coordinación entre el sector público y el privado y contar con evaluaciones independientes de las distintas inversiones serán importantes.

  • 3. Véase https://www.caixabankresearch.com/es/indice-caixabank-digitalizacion-sectorial.