La inflación en España cae debido a la electricidad, aunque los precios de los alimentos repuntan con fuerza

La inflación general se moderó hasta el 7,3% en octubre (8,9% en septiembre), gracias a la fuerte caída en los precios de la electricidad. La inflación subyacente (excluye energía y alimentos no elaborados) se mantuvo en el 6,2% (mismo dato que en septiembre). Por su parte, la inflación núcleo (excluye energía y todos los alimentos) se moderó hasta el 4,2% (4,4% hace un mes) gracias al menor avance de los precios de bienes industriales.

15 de noviembre de 2022
IPC España
Dato
  • El IPC registró una variación interanual del 7,3% en octubre (8,9% en septiembre).
  • La inflación subyacente se mantuvo en el 6,2% en octubre (mismo dato que en septiembre).
  • La inflación núcleo (excluye energía y todos los alimentos) se situó en el 4,2% (4,4% en septiembre).
Valoración
  • La inflación general se moderó hasta el 7,3% en octubre (8,9% en septiembre), gracias a la fuerte caída en los precios de la electricidad. La inflación subyacente (excluye energía y alimentos no elaborados) se mantuvo en el 6,2% (mismo dato que en septiembre). Por su parte, la inflación núcleo (excluye energía y todos los alimentos) se moderó hasta el 4,2% (4,4% hace un mes) gracias al menor avance de los precios de bienes industriales.
  • La contribución del componente energético sobre la inflación general ya acumula una caída de más de 3 p. p. desde agosto. El principal motivo de esta moderación es el ajuste en el componente de precios de la electricidad, que en el mes de octubre anotó una caída interanual del 15,4%, restando 0,3 p. p. a la inflación general. Este dato contrasta con lo visto en agosto, cuando el componente de la electricidad registraba incrementos interanuales de más del 60% y contribuía en 2,2 p. p. a la inflación. Cabe destacar que parte de la caída en los precios de electricidad se debe a factores coyunturales que han afectado a los precios de referencia del gas, como son el llenado de las reservas de gas natural en Europa (las de Alemania y Francia están totalmente llenas y las de España al 95%) y la baja demanda de gas debido a las altas temperaturas. Conforme las temperaturas caigan en Europa, cabría esperar que los precios retomen niveles más elevados y empujen al alza a los precios de la electricidad.
  • Los precios de los alimentos continuaron presionando la inflación al alza (contribuyeron en 3,6 p.p. a la inflación general, 0,3 p. p. más que en septiembre). Concretamente, los precios de los alimentos no elaborados sorprendieron destacablemente al alza, al anotar un crecimiento del 15,3% interanual (13,8% en septiembre). En la misma línea, la inflación de alimentos elaborados se situó en el 13,4% (12,8% en septiembre), manteniendo su senda alcista por decimoséptimo mes consecutivo. Sin embargo, la moderación de los precios energéticos (el sector agroalimentario es de los más expuestos) y la estabilidad de los precios internacionales de las materias primas agrícolas en los mercados de futuros podrían llevar a una estabilización de precios de los alimentos en próximos meses.
  • La inflación núcleo, compuesta por los precios de servicios y bienes industriales, se moderó hasta el 4,2%. En este caso, sorprendió a la baja el componente de bienes industriales, que avanzó un 4,8% (frente al 5,3% de septiembre). Esta moderación podría responder, por el lado de la oferta, a una relajación de los cuellos de botella globales y, por el lado de la demanda, a un enfriamiento de la demanda. Por su parte, los precios de los servicios avanzaron un 3,9%, similar a lo observado en septiembre (3,8%). De cara a los próximos meses, esperamos que la inflación núcleo se mantendrá estable en los niveles actuales gracias al equilibrio de las presiones al alza (el efecto indirecto de los elevados precios de la energía sobre la inflación núcleo) y a la baja (relajación de los cuellos de botella y enfriamiento de la demanda).
  • La propagación de la inflación al conjunto de la cesta de consumo se mantuvo elevada en octubre, aunque mostró alguna señal positiva. La proporción de la cesta de consumo con inflación superior al 5% cayó hasta el 55% (59% en septiembre), mientras que la proporción de la cesta con inflación igual o superiores al 10% fue del 33%, apenas 0,1 p. p. por encima del dato de septiembre.
  • Por productos o subclases, Combustibles líquidos es el producto con mayor inflación en la cesta del IPC (66%), seguido por Otros aceites comestibles (59%) y el azúcar (42%), que escaló apreciablemente. Las subclases ligadas a la alimentación han pasado a ser las partidas que registran un nivel de inflación elevado de manera más generalizada. Así, el 19% de los productos alimentarios de la cesta del IPC anotaron una inflación de más del 20%, cifra que incrementa hasta el 75% si observamos la proporción de productos alimentarios con una inflación de más del 10%.
El semáforo de la inflación
  • La propagación de la inflación al conjunto de la cesta de consumo se mantuvo elevada en octubre, aunque mostró alguna señal positiva. La proporción de la cesta de consumo con inflación superior al 5% cayó hasta el 55% (59% en septiembre), mientras que la proporción de la cesta con inflación igual o superiores al 10% fue del 33%, apenas 0,1 p. p. por encima del dato de septiembre.
  • Por productos o subclases, Combustibles líquidos es el producto con mayor inflación en la cesta del IPC (66%), seguido por Otros aceites comestibles (59%) y el azúcar (42%), que escaló apreciablemente. Las subclases ligadas a la alimentación han pasado a ser las partidas que registran un nivel de inflación elevado de manera más generalizada. Así, el 19% de los productos alimentarios de la cesta del IPC anotaron una inflación de más del 20%, cifra que incrementa hasta el 75% si observamos la proporción de productos alimentarios con una inflación de más del 10%.
Otros indicadores relevantes
  • El Índice de Precios Industriales (IPRI) cayó con fuerza en septiembre. El IPRI general registró una tasa interanual del 36%, frente al 43% de agosto. Esta moderación se debió, principalmente, al ajuste del componente energético, que situó su tasa interanual en el 84%, 27 p. p. menos que en agosto. Por su parte, los componentes de bienes intermedios (+19% interanual) y bienes de consumo (+13% interanual) se mantuvieron relativamente estables.
  • Por su parte, los Índices de Precios de Exportación e Importación (IPRIX/M) excluyendo productos energéticos se moderaron tímidamente en septiembre. Así, los precios de exportación sin energía crecieron un 12,4% interanual (12,5% en agosto) y los de importación crecieron un 16,0% interanual (18,4% en agosto).
  • Las expectativas de inflación de mercado a largo plazo para España, medidas a través del 5Y-5Y (inflación promedio esperada para un periodo de 5 años que se iniciará dentro de 5 años) se han estabilizado alrededor del 3,0% en lo que va de mes de noviembre, por encima del rango objetivo del BCE aunque frenando su gradual tendencia alcista de los últimos meses. Por otro lado, el swap de inflación a un año para España (inflación esperada en los próximos 12 meses) ha repuntado 2 p. p. con respecto a octubre y se sitúa en el 5,9%.

España: contribución a la inflación por componentes

Última actualización: 21 noviembre 2022 - 09:45
Etiquetas