La inflación sube 6 décimas por los precios energéticos

La inflación se situó en el -0,3% en junio, coincidiendo con el dato adelantado por el INE el pasado 29 de junio y 6 décimas por encima del registrado en mayo.

14 de julio de 2020
nota breve españa
Dato
  • El IPC registró una variación interanual del -0,3% en junio (-0,9% en mayo).
  • La inflación subyacente se moderó al 1,0% en junio (1,1% en mayo).
Detalles y valoración
  • La inflación se situó en el -0,3% en junio, coincidiendo con el dato adelantado por el INE el pasado 29 de junio y 6 décimas por encima del registrado en mayo. A su vez, la inflación subyacente se moderó 1 décima hasta el 1,0%. La reducción de la brecha entre la inflación general y la inflación subyacente se debió principalmente a la recuperación de los precios energéticos.
  • Los componentes no subyacentes explicaron la totalidad de la recuperación de la inflación en junio. En concreto, los carburantes subieron un 3,2% intermensual en junio frente al descenso del 3,3% del año pasado y, por sí solos, explicarían más de la totalidad de la recuperación de la inflación, con un descenso interanual que se moderó del -18,2% de mayo al -12,7% de junio. También los precios de la electricidad contribuyeron a suavizar la caída de la inflación, con una subida del 5,8% respecto a mayo frente al descenso del 1,6% del año pasado. Pese a la subida de los últimos dos meses, los precios eléctricos acumulan en lo que va de año un descenso del 10,8% interanual (-17,0% en mayo). Por su parte, los alimentos no elaborados compensaron parte de este tirón alcista de los bienes energéticos, con una bajada intermensual del 0,3% (0,9% en junio de 2019) que hizo que la variación interanual se moderara por tercer mes consecutivo (del 5,4% en mayo al 4,1% en junio).
  • Los componentes subyacentes en su conjunto cayeron una décima en junio. En términos interanuales, la inflación de servicios se mantuvo en el 1,3%, mientras la de bienes industriales se quedó invariada en el 0,1%. Los precios de los alimentos elaborados registraron una caída intermensual del 0,3% (+0,2% en mayo) y la variación interanual se moderó 3 décimas hasta el 1,7%.
  • De cara a los próximos meses, prevemos que la inflación continúe en negativo, ya que el menor efecto deflacionista de la energía no será suficiente para compensar la debilidad de la demanda interna. Así, nos encaminamos hacia un escenario ligeramente deflacionista pero sin que se anticipe una caída abrupta de los precios.
  • Siempre considerando la mencionada cautela sobre la incertidumbre de estos datos, la publicación del dato introduce un sesgo al alza en nuestra previsión de inflación para el conjunto de 2020 que se sitúa en el –0,5%.
Etiquetas