El mercado laboral recupera en marzo parte del terreno perdido en los dos primeros meses del año

Los datos de afiliación, ERTE y paro registrado muestran cómo las menores restricciones a la actividad en marzo se trasladaron al mercado laboral. La afiliación aumentó en 71.000 afiliados, una cifra menor que en años pre-COVID (+148.000 en promedio entre 2016 y 2019), pero nada mala si le añadimos el promedio de empleados en ERTE reactivado en el mes (+146.000). Asimismo, el paro descendió tanto en términos desestacionalizados como no desestacionalizados. Por su parte, los afiliados que no están en ERTE descendieron un 6,5% interanual en marzo, una mejora respecto al retroceso experimentado en febrero (–6,9%) y que sitúa el ritmo del 1T en el –6,5% interanual (–5,9% en el 4T).

nota breve españa
Datos
  • El número promedio de afiliados a la Seguridad Social (S. S.) ascendió en marzo en 71.000 personas (en términos no desestacionalizados), de modo que el total de afiliados se situó en 18,92 millones.
  • En términos desestacionalizados, el número de afiliados descendió en 45.000 personas y se situó en 19,02 millones.
  • Los empleados afectados por ERTE, que continúan afiliados a la S. S. y no se contabilizan como parados, se sitúan en 778.000 en promedio. A finales de marzo, 744.000 empleados permanecían en ERTE
    (–116.000 en el mes).
  • El paro registrado disminuyó en 59.000 personas en marzo respecto al mes anterior, lo que situó el número total de parados en 3,95 millones.
Valoración
  • Los datos de afiliación, ERTE y paro registrado muestran cómo las menores restricciones a la actividad en marzo se trasladaron al mercado laboral. La afiliación aumentó en 71.000 afiliados, una cifra menor que en años pre-COVID (+148.000 en promedio entre 2016 y 2019), pero nada mala si le añadimos el promedio de empleados en ERTE reactivado en el mes (+146.000). Asimismo, el paro descendió tanto en términos desestacionalizados como no desestacionalizados. Por su parte, los afiliados que no están en ERTE descendieron un 6,5% interanual1 en marzo, una mejora respecto al retroceso experimentado en febrero (–6,9%) y que sitúa el ritmo del 1T en el –6,5% interanual (–5,9% en el 4T).
  • La afiliación aumentó en marzo (+71.000 personas) hasta los 18,92 millones. En términos desestacionalizados, sin embargo, se produjo un descenso de la afiliación de 45.000 personas. La variación interanual de afiliados (incluidos los que están en ERTE) se situó en el –0,5% en marzo (–2,1% en febrero), aunque la comparativa está alterada por el hecho de que marzo de 2020 fue el primer mes en el que la economía se vio afectada por la pandemia. Por su parte, el número de afiliados que no están en ERTE (total o parcial) se situó en los 18,14 millones (+217.000 en el mes).
  • El número de empleados en ERTE se situó en 780.000 en marzo en promedio (–146.000 personas con respecto a febrero), con los datos a fecha de alta. A finales de marzo, 744.000 afiliados seguían en ERTE, tras un continuado descenso en el mes (–116.000 con respecto al 28 de febrero). Cabe remarcar que la mayor parte de los ERTE corresponden a la segunda ola de la pandemia (71%) y se concentran en aquellos sectores más afectados por las restricciones de movilidad. 
  • Por sectores, cabe destacar la reactivación parcial en el sector servicios, en el que la afiliación aumentó en 69.000 personas en términos no desestacionalizados, un aumento menor al promedio de marzo pre-COVID (+134.000 entre 2016 y 2019) pero muy distinto al descenso experimentado en marzo de 2020 (–190.000). Por su parte, la evolución de la industria y de la construcción fue similar a la de años anteriores pre-COVID, con aumentos de 4.000 y de 18.000 afiliados, respectivamente en términos no desestacionalizados (en marzo de 2020 la afiliación descendió en 19.000 y 39.000 personas, respectivamente).
  • El paro registrado descendió en 59.000 personas en marzo en términos no desestacionalizados (–1,5% intermensual), un descenso menor que en años pre-COVID (–95.000 en el promedio de 2016-2019). Así, el número total de parados bajó hasta los 3,95 millones de parados, lo que supone un aumento de 401.000 parados en un año (+18,7% interanual). En términos desestacionalizados, el paro disminuyó en marzo en 31.000 personas.
  • De cara a los próximos meses, prevemos que el mercado laboral prosiga con un desigual desempeño entre sectores, con mejoras graduales en aquellos sectores menos afectados por las restricciones a la actividad (como la industria) y con un desempeño más ligado a la evolución de las restricciones a la actividad para aquellos más afectados (como la hostelería y el comercio).
  • 1. Para calcular la variación interanual de afiliados que no están en ERTE en marzo de 2021, se ha modificado la afiliación en marzo de 2020 con la afiliación promedio en marzo de 2019 más la variación interanual en febrero de 2020.